183981
Grave Flowers Bongo Band — Strength of Spring

8

Grave Flowers Bongo Band
Strength of Spring

Castle Face Records / 2021

Artista(s)

Grave Flowers Bongo Band

Música para esperar el Tercer Verano del Amor.

La imagen de los años 60, con sus coloridas serigrafías y su turbio escenario político, se ha convertido en uno de los lugares predilectos para aquellos deseosos de volver a una época que, de tan idealizada, se ha vuelto inalcanzable. Particularmente, en los últimos años ha surgido una camada de grupos musicales que miran la representación de esa época como una fuente inagotable de ideas, bajo la excusa conferida por la etiqueta de pysch.

Para el periodista Simon Reynolds, esto no es más que una fiebre de “retromanía”, es decir, una tendencia de cada nueva generación musical a hurgar en su pasado. Para Grave Flowers Bongo Band, no obstante, este es el caldo de cultivo perfecto en el que intenta germinar su segundo material de estudio: Strength of Spring (Castle Face Records, 2021).

Grave Flowers Bongo Band es una bifurcación del universo psych abierto por Hooveriii, donde el guitarrista Gabe Flores asume el rol de frontman, vocalista, y letrista atormentado. Mientras Hooveriii explora la vena del krautrock —otra forma de psicodelia, pero más sofisticada—, Grave Flowers Bongo Band nació para recuperar una tendencia lisérgica contemplativa, con largos pasajes de sitara, percusiones y mantras que recordaban a The Brian Jonestown Massacre más experimental. Así quedó plasmado en Flower Pot (2018), su primer álbum de estudio.

Sin embargo, Strength of Spring mira a Grave Flowers Bongo Band moverse en un terreno mucho menos reprimido, donde las influencias sesenteras conviven con la producción moderna de Ty Segall. Ahí está el pop psicodélico al estilo de The Beach Boys, pero con la velocidad y energía de los 13th Floor Elevators o The Monkees. Esto se refleja en cortes como “Tomorrow”, “Vatmm” o “Smile”.

“Animal Lord”, el corte más pesado, hace un guiño al sonido del proto-metal, aquel estilo de psicodelia que terminó por dar forma a los géneros extremos con sus guitarras distorsionadas. “Down Man”, cover que cierra el álbum con una inyección de adrenalina, resulta ser un hommage a Brainbox, reconocido grupo de la escena ácida.

Con sus capaz de fuzz, steel guitar, flauta, saxofón y miles de sonidos, Strength of Spring nos lleva por un viaje lisérgico que no exige ningún descanso en su casi media hora de duración. Sin embargo, el álbum cae en un suelo fangoso, donde cientos de bandas han intentado empujar anteriormente los límites de este estilo. Así, se vuelven inevitables las comparaciones con King Gizzard and the Lizard Wizard, los actuales reyes del psych (incluso en la ambición de hacer un álbum sin cortes). El nombre de este género, por cierto, ya comienza a verse gastado por una repetición indiscriminada.

Entonces, ¿necesitábamos otra banda de rock psicodélico? Francamente, no. Pero nunca viene mal un poco de música nueva para darnos el trip, mientras esperamos el advenimiento del Tercer Verano del Amor. Después de la pandemia, seguro llega.

No es una revista, es un movimiento.