Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

153013
Ty Segall — First Taste

9

Ty Segall
First Taste

Drag City / 2019

Artista(s)

Ty Segall

Ty Segall: El que no arriesga, no encuentra su propio sazón.

La psicodelia y el garage de Ty Segall tienen un sabor muy particular que, con los años, se ha perfeccionado y ésta vez deja un atrevido legado en los 12 temas que conforman su treceava entrega discográfica: First Taste.

Desde "Taste" el músico demuestra la seguridad que más de una década de trayectoria le ha dado, y encamina a la audiencia hacia el explosivo viaje que lo sacó de su zona de confort.

Los sintetizadores son los reyes de éste álbum, y la manera en la que Segall reemplaza con ellos el sonido de las guitarras eléctricas es muy especial, pues se vale de otros instrumentos como silbatos, campanas y mandolina, para crear frenéticos sonidos que saben diferente cuando van transformándose en distintos ritmos de canción a canción.

Sin miedo a experimentar y a hacer una introspección, llega "Ice Plant", un tema mucho más melódico que da inicio con sonidos desquiciantes, que al tiempo se van acompañando por los platillos, y después de un breve lapso resuenan los coros que dan inicio a un luminoso tema en el que escuchamos a un Ty Segall mucho más meditativo.

Más tarde volvemos a encontrarnos con la demencia y el descontrol en "I Worship the Dog", y son esas transiciones entre lo dulce y lo amargo, lo suave y lo tenebroso, las que hacen de este un álbum que se disfruta desde el inicio, pues te mantiene en un estado de alerta anímica.

El hecho de que Ty Segall no tenga miedo a romper barreras es lo que lo ha mantenido en la línea de fuego desde su primer lanzamiento, pues se trata de un artista que se renueva y siempre busca superarse a sí mismo, logrando creaciones cargadas de magia y emociones tan extremas como la vida misma.

"When I Met My Parents" es un track instrumental alegre, frenético, al mismo tiempo que enigmático. Seguido de rasgueos misteriosos y cautivantes "I Sing Them" es un himno de liberación envuelto en una melodía un tanto seductora.

Finalmente, entre rasgueos melancólicos iluminados por coros y ritmos más potentes, Ty nos transporta a un desolado viejo oeste para cantar "Lone Cowboys", y culminar así una entrega más atrevida, ecléctica y personal.

No es una revista, es un movimiento.