Log In

Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

121382
Björk — Utopia

8

Björk
Utopia

One Little Indian / 2017

Artista(s)

Björk

En este disco, Björk nos enseña que la Utopia no está en otra parte, sino aquí mismo.

Después de hacernos parte del duro proceso que vivió durante el final de su relación con el artista plástico Matthew Barney, Björk presenta Utopia: un nuevo comienzo, tierra fértil con flora y fauna desconocida.

Desde el inicio de este material y a lo largo del mismo, la vida brota a través de sonidos de la naturaleza como en “Arisen My Senses”, tema que de una manera más gentil samplea la introducción de “Little Now a Lot”, extraído de Baron Libre, uno de los primeros trabajos de Alejandro Ghersi bajo su alias Arca. Aquí los beats anuncian un nuevo amor que se confirma en “Blissing Me”, melodía que se desenvuelve con una romántica armonía en arpa.

La producción de Arca es innegable, no obstante, los arreglos realizados por un grupo de doce mujeres con instrumentos de viento, en conjunto con el sonido de las aves y animales de fondo –grabaciones de campo realizadas por la cantante–  son los que nos transportan a este mágico destino rodeado de naturaleza. Esto nos hace sentir realmente una vibra positiva que nos desintoxica a nosotros mismos y a nuestro entorno, como en el caso de temas como el que da nombre al álbum y “Courtship”, que arrojan frases de fantasía que solidifican el mensaje de estar en un lugar extraordinario.

Pero ese punto de equilibrio perfecto no llegará solo porque sí; este material nos enseña que debemos luchar para alcanzar esa meta y que mediante la reflexión de situaciones que nos han traído sufrimiento lograremos el cambio; por ejemplo, en el tema central de este disco “Body Memory”, Björk hace una introspección hacia tópicos como el amor, su futuro, su esencia y su sexualidad, que toma fuerza con un crescendo de flautas, cuerdas y el coro islandés Hamrahlid –al que ella perteneció cuando era niña–. De esta misma manera, en los metálicos, casi industriales beats de “Loss”, tema que también produjo junto a Rabit, se aborda la pérdida de una forma positiva, el dolor que sentimos alguna vez se quedará ahí, pero también las satisfacciones, cómo nos recuperamos de estas pérdidas es lo que nos define.

Utopia es en algunos aspectos una segunda parte para Vulnicura, por otra parte también es una recopilación de muchas de las cartas que Björk ha ido mostrando durante toda su carrera: arreglos corales, de cuerdas y beats crudos, sin mencionar el peculiar timbre de su voz. Sin embargo, en su disco más largo de su trayectoria, se manifiesta sumamente maternal en temas como “Sue Me” y “Tabula Rasa”, en los que la artista lucha por el amor de su hija y expresa su deseo de una vida llena de gracia para Isadora, pero está consciente de que en algún momento tendrá que lidiar con dificultades.

Si bien hay momentos en los que podemos imaginar a la islandesa arrojando polvos de hada mientras vuela entre los húmedos árboles de un bosque, también hay escenas con mucha madurez en las que la cantante, a través de sus letras, nos muestra una alternativa a algunos de los problemas que aquejan al mundo actual –crisis climática, amenazantes líderes políticos, inequidad y violencia de género–, siendo una de las más importantes el tener la fuerza para superar aquellos que nos hizo sufrir y eregir una fortaleza a partir de ellos, donde podremos vivir nuestra propia utopía.

Recomiendo escucharlo con audífonos.

No es una revista, es un movimiento.