109428
Arca — Arca

9

Arca
Arca

XL Recordings / 2017

Artista(s)

Arca

La renovación del caos a través de Arca.

Alejandro Ghersi es conocido, desde hace 5 años, como Arca. Tras la ruptura de Björk con el artista Matthew Barney, la islandesa ha trabajado con él casi como siamés. -Desde que Vulnicura (2015) inició a construirse-. A partir de esta unión, la importancia emocional que Björk transmite en sus proyectos se filtró al productor venezolano. Así queda demostrado en este álbum, su tercer LP, Arca.

La substancia que caracteriza a Ghersi como productor es la composición caótica, casi destructiva. Mutant (2015) y Xen (2014), sus discos pasados, construyeron una implacable necesidad por la distorsión y la dramática sensación de no entender qué esta pasando. Entonces, llega Björk a ajustar el proceso creativo de Arca. Llega con una ruptura amorosa muy fresca, dispuesta a exponerse como nunca lo ha hecho y, permite que Arca construya la estructura sónica de su sentir. ¿Cómo no esperar que Arca hiciera lo propio en su siguiente álbum?

Así surge el LP, Arca. El elemento innovador de su trabajo (bastante novedoso de por sí) es la voz de Arca mismo. Interpretación acompañada del sentir que solo el idioma español puede promover en el escucha.

"Piel" es el punto de partida en el renacer de Ghersi. Aquí, sus sentimientos se notan vulnerables; pareciera que sus dos alter-egos (productor caótico - frágil compositor) coinciden para realizar la reconstrucción del artista.

La voz de Arca funge como el máximo elemento de expresión a lo largo del disco. "Anoche" continúa como un canto al recuerdo y a lo deshabitado de las emociones.

Cuando pareciera que será un álbum vocal y sumamente dramático, llegan "Saunter" y "Urchin" a balancear la renovación con caos. Adaptación al sonido característico de Arca con una presencia industrial innegable.

"Castration", "Child" y "Whip" relucen dentro del arsenal como los elementos más resistentes al cambio. Mantienen la esencia que Arca construyó en sus discos anteriores. Ahora, son un resultado más complejo, más preciso. La lógica de su trabajo se vuelve más enfocada dentro del campo de la construcción de distorsión consciente; más allá del frenesí solo porque sí.

La voz de Alejandro en del disco produjo un efecto de personalidad que hasta ahora no se había filtrado en su música. Esto genera un inicio en la carrera de quien podrá ser un individuo expresivo a partir de dos elementos: la instrumentalización y la ideología sentimental.

Si bien, pareciera que Arca definió las bases de quién es realmente, lo que vendrá a continuación del álbum Arca será la experimentación de un ser nuevo.

No es una revista, es un movimiento.