Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

146826
Semana IR! 2019: Entrevista con Atari Teenage Riot

Semana IR! 2019: Entrevista con Atari Teenage Riot

Historias de riñas, música y tecnología.

A pesar de que Atari Teenage Riot trae consigo una energía muy violenta, subversiva y desquiciante, Alec Empire resulta ser una persona muy alegre y amigable. Durante 20 minutos exactos pudimos platicar con él y pasarla súper sensacional para sopesar la espera hasta su presentación en la cercana Semana IR!.

Del lejano Y2K a nuestros días

En 1999 éramos unos mocosos adictos a la TV, mientras el miedo al cambio de siglo ocurría, muchos pensaban en el Apocalipsis, invasiones extraterrestres, la rebelión de las maquinas y otras sandeces. Atari Teenage Riot solo usaba tecnología a su conveniencia, viendo a todos volverse locos.

“Muchas de las personas que vivieron esa histeria masiva ahora son padres de familia, trabajan en grandes empresas, en la política o son maestros. Todo aquello fue como un virus que ellos mismos esparcieron, la gente creó muchos rumores, los creyeron y causaron tensión real”, recuerda Alec.

La realidad es que la transición de siglo trajo muchas consecuencias negativas que causaron muchos cambios en todo el planeta y de cierta manera fue el fin del mundo como lo conocíamos.

“En realidad muchas cosas sí sucedieron durante los 2000. ¡Vamos! El 9/11 sucedió en 2001 y eso cambió anímicamente a la gente. Muchas cosas que hoy nos parecen normales vieron la luz en ese tiempo”, hace memoria Alec.

Veámoslo de manera muy burda, eran tiempos en que tus padres te recriminaban por estar tanto tiempo en la computadora y ahora ellos no pueden dejar de mandar fotos de piolines a sus miles de grupos de WhatsApp. Las cosas han cambiado muchísimo.

“La paranoia del 99 fue una cosa muy fuerte, yo sigo creyendo que en cualquier momento puede llegar el fin del mundo, que algo va a pasar mañana y estaremos completamente perdidos. Por eso creo que debemos vivir en el momento y apreciar las cosas de algún modo”, Alec Empire nos da un consejo de vida a partir de una crisis global, ojo ahí chavales.

Violencia genera más violencia

Atari Teenage Riot nació para combatir la creciente plaga neo nazi tanto en Alemania como en todo el mundo, pero hoy en día los neo nazis protegen sus derechos a odiar con la bandera de libre expresión, pero… ¿Qué demonios está pasando con esta maldita ola de fascismo?

“En Alemania está prohibida cualquier cosa nazi y creo que tratan de hacer algo bueno, pero no saben como hacerlo y cometen muchos errores en el proceso. No es buena idea arrestar a alguien por hacer un estúpido comentario en Facebook, debemos explicar por qué está mal pensar así”, exige Alec.

También las redes sociales están haciendo campaña para eliminar esta plaga de odio, pero aún no han logrado descifrar la verdadera solución.

“Creo que las redes sociales lo están haciendo todo mal, hay muchos puntos que no parecen ser muy claros y en realidad hay poca gente que entiende por qué esta situación neo nazi está mal. En redes sociales los discriminan y los atacan el odio con odio, están cayendo en una trampa sin darse cuenta”, sostiene Alec.

Alec Empire está cansado de seguir discutiendo con gente de esa subcultura y le parece increíble que después de tantos años los debates alrededor de todo eso sigan.

“Espero que la gente que intenta eliminar a esa ‘gente mala’ se de cuenta que estamos respondiendo erróneamente, porque la ‘gente mala’ puede usar nuestras palabras en nuestra contra, porque al final del día sí existe la libertad de expresión con la que se escudan”, recomienda Alec.

Las grandes disqueras nos dictan la moda

Atari Teenage Riot desde siempre ha usado consolas, computadores y de todo menos guitarras ni baterías, ni ningún otro instrumento tradicional. Desde antes que ellos existieran, muchos artistas han ido cambiando los formatos tradicionales de banda para transitar los caminos de la música electrónica, haciéndonos creer que la música con guitarras está en peligro de extinción.

“Siempre he sido fan de la guitarra eléctrica, yo tocaba la guitarra mucho antes de Atari Teenage Riot. En realidad, a mi me gusta mucho la energía que provoca una guitarra en vivo y cuando compongo, primero lo hago en guitarra y después me voy a la consola a distorsionar la idea y hacerlo más electrónico”, revela Alec.

Y es que muchas veces estar detrás de una consola y una computadora simplifica las cosas, te olvidas de todo el proceso de aprender un instrumento, pero… ¿De verdad está por extinguirse la música con guitarras?

“Creo que el verdadero problema de está idea tiene que ver con cómo ha evolucionado la industria de la música. Actualmente bandas con ese formato tradicional de guitarra, batería, teclado, bajo y demás… se les complica salir de gira y es más caro”, Alec habla con la verdad.

Quizás para las grandes empresas del entretenimiento también es mucho más fácil y mucho más barato promocionar a artistas electrónicos, hip-hoperos apoyados solo por una tornamesa o reggaetoneros con una pista de fondo y están jugando con nuestro cerebro insertando la idea de que el rock debe desaparecer, juego en el que han caído muchos.

“La guitarra es un gran instrumento y no creo que deba desaparecer. Acá en Europa los fans del metal son muy devotos y eso está muy bien, ellos ven una guitarra en el escenario y se vuelven locos con lo que se puede lograr con ella”, dice emocionado Alec.

La guerra de los formatos musicales

Además del gran debate por la desaparición “inminente” del rock y las guitarras, también existe la pregunta ¿El CD, los vinilos y los cassettes merecen seguir existiendo? y por supuesto el papel que juegan los formatos digitales, así como tantísimas plataformas para escuchar música.

“Para mi es muy difícil decidir si deben desaparecer, yo amo los vinilos y creo que es el mejor formato para escuchar música. Pero también me gustan mucho los cassettes, de hecho, nosotros hacemos demos en cassettes para entregárselos a la disquera, siempre lo hemos hecho así”, nos cuenta Alec.

En realidad, Alec Empire nunca nos respondió si estos formatos deberían desaparecer, pero por el amor que le tiene a las diferentes maneras de escuchar música y las distintas calidades de audio que puede obtener de cada una de ellas, suponemos que no quiere que nada de eso desaparezca en pos de disfrutar la música en varios niveles.

“Te daré un ejemplo de qué tanto me gusta escuchar música. Me gustan muchos los 7”de los años 70 porque tienen ese sonido como de radio, tengo unos cassettes de punk de los años 80 que tienen un sonido tan fuerte e increíble que, si me dan CD o una liga de YouTube con el mismo material, no se escucha para nada igual”, admite Alec.

La historia de los disturbios en sus conciertos

Atari Teenage Riot está agendada para abrir la Semana IR! en lo que a mi parecer va a ser la fecha más destructiva de todas y quizás derrumbe cada muro del Foro Indie Rocks! de una vez por todas… pero eso no lo sabremos hasta que suceda. Por el momento los dejamos con un pequeño anecdotario de conciertos que nos dejó Alec Empire para que se vayan preparando.

“Eran mediados de los 90, tocábamos en Italia y de repente entró una bola de neo nazis exigiendo a nuestros fans que se salieran de ahí, eso empezó una riña gigantesca, parecía una pelea de pandillas. Nic Endo cargaba un bat de béisbol mientras cantaba y cuando los neo nazis subieron al escenario ella peleo contra ellos, ¿pues que demonios esperaban?”, ríe Alec recordando.

En otro momento del 97, cuenta Alec que tuvieron que terminar de tajo un concierto por una gran riña que se suscitó en apenas 10 minutos de concierto.

“A finales de los 90, aún estaba Hanin Elias con nosotros, se le ocurre saltar hacia el público. Un guardia de seguridad trata de regresarla al escenario, pero le agarra la entrepierna a propósito, ella comienza a golpearlo con el micrófono y lo deja tirado en el suelo mientras sigue golpeándolo con fuerza, los policías tuvieron que intervenir. Fue una locura”, cuenta muy orgulloso Alec.

Otra historia de descontrol sucedió en Brighton, Inglaterra. Mientras tocaban en un club, de repente se quedaron sin luz, habían sobrepasado los limites de voltaje. La calle y toda la manzana se quedó en completa oscuridad, por su culpa, y el todo el caos que se produjo alrededor de eso duró 2 horas.

Con la música que Atari Teenage Riot hace, no es raro pensar que sean un enorme magneto para sucesos destructivos y mientras Alec reía platicando de estos “bonitos” recuerdos, le surge la idea de escribir un libro de todos los disturbios ocurridos durante sus conciertos. Ojalá lo haga y no se quede en un chiste al aire.

No es una revista, es un movimiento.