117310
Entrevista con Tiger Army

Entrevista con Tiger Army

Nostalgia americana. Una entrevista con Nick 13 de Tiger Army.

La sensibilidad de Kearney Nick Jones –mejor conocido como Nick 13 –por el pasado, uno que nunca llegó a conocer, es infecciosa y me inspira a recorrer los catálogos de la música que tanto apasiona a este hombre: el folk tradicional, el hillbilly, el country (de preferencia de los 30 y nada post 1970) y el honky tonk. Sin embargo, está uno tan distanciado de aquellas épocas y regiones de los Estados Unidos, que el temor por lo desconocido empieza a causar un poco de ansia. Hay tanta cosa, ¿por dónde empezar?

“Pues (suspira), hay tantas cosas buenas. Creo que un buen lugar por donde empezar para nadie que ha escuchado la música hillbilly es con Hank Williams, para la gente que ya conoce algo puede que les parezca cliché. The Louvin Brothers son unos de mis favoritos de todos los tiempos, es chistoso porque sus canciones vienen de un folk tradicional y tienen algunas otras que vienen de los viejos tiempos de las islas británicas y son baladas de asesinato, donde el personaje termina matando a su amante porque ella le fue infiel, o algo así, las canciones son algo tétricas pero tienen algo con lo que todos nos podemos identificar, también hay viejas canciones folclóricas en México que hablan sobre temáticas similares; Webb Pierce es otro de mis cantantes favoritos de aquella época, una vez que te adentras en ese mundo hay décadas de buena música que ha sido casi olvidada”, comentó Nick.

Nick fundó Tiger Army en 1996 en Berkeley, California, y empezaron a tener sus primeras presentaciones en el legendario recinto del punk 924 Gilman Street, un referente de la escena musical de la bahía de San Francisco que a esas alturas ya había visto despuntar a grandes actos como Green Day y Rancid.

Tiger Army grabó su primer disco homónimo en 1999 y mantuvo el ritmo de sacar un nuevo álbum cada dos años, hasta que hubo un periodo intermedio de nueve años entre el último disco V (2016) y el penúltimo, Music From Regions Beyond (2007), lo cual podría levantar la sospecha de que el compromiso que Nick siente con la banda se ha ido apagando.

“Sabes es chistoso, cada vez que termino un disco, parece imposible que voy a poder escribir otra colección de canciones, tan importantes para mí que me inspiren a regresar a trabajar en el estudio, pero conforme pasan los meses, empiezo a escribir más y más y termino por reunir esta colección de canciones que yo siento que se las quiero mostrar al mundo. Otra cosa es que me encanta tocar en vivo, no tanto estar en el estudio, aunque si me gusta escuchar como el nuevo trabajo empieza a tomar forma, pero realmente lo más estresante para mí es hacer el disco, más que todo lo demás”, dijo Nick al respecto.

La aventura de Nick 13 con Tiger Army hace su paso por México el 2 y 3 de noviembre en El Plaza Condesa, exactamente a un año de su último concierto en nuestro país (2 de noviembre del 2016); menciona que la lista de canciones para cada noche va a estar variada, sin dejar de lado las canciones emblemáticas de la banda, con la intención de que sea chido ir una noche, y chingón ir las dos (sin que te aburras con canciones repetidas). Hay algo en particular que le sigue atrayendo en deleitar a sus seguidores mexicanos justamente en el Día de los Muertos, o ¿es mera coincidencia?

“Hemos escuchado que muchos latinos de los Estados Unidos se van de vacaciones a México, pero también de pasada a ver a Tiger Army, así que sentimos una atmósfera eléctrica de gente realmente emocionada por ver a la banda. También, habrá canciones menos conocidas y otras que serán especiales para ese par de noches. Hay una energía especial cuando tocamos en –o cerca de– Halloween aquí en los Estados Unidos, es algo similar en México con el Día de los Muertos”, dijo al respecto.

El amor de Nick por la vieja americana no quiere decir que un concierto de Tiger Army sea un Nick 13 en acústico, interpretando viejas canciones de country al estilo de Jimmie Rodgers “El Guardafrenos”, mientras el resto de la banda pela papas. V, el último álbum reinterpreta sus inspiraciones para las nuevas generaciones por medio de un electrizante show de psychobilly y baladas hermosas al estilo de Del Shannon. Sin embargo, Nick sigue teniendo una especial preferencia por la música del ayer, y le guarda un recelo al nuevo catálogo musical que domina en las listas de popularidad.

“Pues, en lo que se refiere a esta llamada ‘música de raíz’ o el rock and roll clásico, creo que como dices es la honestidad y la simplicidad y la pureza lo que me atrae, algo que no siempre encuentras en la música de hoy donde se ve un gran contraste”.

¿Estamos lentamente moviéndonos hacia una homogeneización de la música a nivel mundial por los intereses comerciales, la amplia disponibilidad de los medios digitales, entre otras cosas?

“Absolutamente, noté eso especialmente este año pasado que anduve de tour por todo el mundo. Cada vez que me metía en un Uber era la misma canción de Rihanna en el carro, ya sea que estuviera en Suecia, o en Estados Unidos, o en Latino América. Esta monolítica cultura corporativa que no refleja realmente el país en donde estás, o la cultura de donde estás, y en lo personal, creo que eso no es muy bueno, me gustaría poder escuchar algo que realmente sea de esos países”, concluyó Nick.

No es una revista, es un movimiento.