184406
Entrevista con The Black Keys

Entrevista con The Black Keys

Sobre celebrar el blues y ser auténtico sin negar tus influencias; Conversación con Patrick Carney, baterista de The Black Keys.

Con 20 años de trayectoria, la agrupación con orígenes en Akron, Ohio se conserva como uno de los exponentes modernos  más importantes de esta rama del rock cargada de tanta emoción y melancolía denominada como blues. Si bien no llegaron a oídos masivos hasta el lanzamiento del álbum que todos conocemos por su impacto en el rock alternativo de los 2000 titulado Brothers (2010), este dúo tan poderoso conformado por Patrick Carney y Dan Auerbach llevaba alrededor de 10 años como un acto que se mantenía al margen de la cultura popular con un definitivo estatus de culto. 

Pero esto ya todos lo sabíamos y seguimos celebrando hasta el día de hoy con todas esas producciones, colaboraciones y proyectos alternos de parte de ambos integrantes que siguieron a partir de su ascenso a la popularidad. Y que además, los han llevado a mantenerse como unos de los gigantes de la cultura del rock alternativo en todo el mundo mientras siguen empujando y agregando valor al género que los vio crecer como lo demuestran con su más reciente álbum titulado Delta Kream.

En esta nueva entrega, podemos escuchar lo que esperarías de cualquier entrega de The Black Keys; un poderoso álbum haciendo homenaje a las raíces más crudas del rock agregando su propio y característico sazón. Sin embargo, no es un álbum común ya que se conforma por 12 interpretaciones de temas sacados directamente del movimiento de blues conocido como Mississippi hill country blues. Covers de grandes exponentes en los inicios del género como Big Joe Williams, Junior Kimbrough y John Lee Hooker.

“Un buen cover es simplemente una canción que es una versión literal de una canción oscura o que no es tan apreciada como debería. También pienso que la clase de covers que son completas interpretaciones son bastante interesantes. En este momento he estado escuchando mucho la versión de Creedence Clearwater Revival de 'I Heard it Through the Grapevine' y yo pienso que es uno de los covers más perfectos y diría que es algo para aspirar como una banda de rock a la hora de tratar con covers”.

Algo interesante de este nuevo álbum producido por Patrick Carney y Dan Auerbach se basa en la espontaneidad con la cual se creó. Literalmente una sesión de jam entre los ya mencionados miembros de The Black Keys junto a músicos de renombre e importante trayectoria en el mundo del blues  como Eric Deaton, Kenny Brown, Sam Bacco y Ray Jacildo que dio frutos para un álbum completo.

“Bueno, claro que yo ya sabía que sería una sesión de jam así que ya íbamos preparados para grabar, tomamos algunos videos y fotos. Realmente no estábamos seguros de qué hacer con el resultado hasta que Chad Blake nos mandó las mezclas. Y ahí fue cuando fue bastante obvio que estas grabaciones deberían de lanzarse como un álbum que creíamos que podría interesarle a nuestros fans. Pero sí, el álbum fue de lo más espontáneo e improvisado. No hubo ninguna clase de ensayo y de hecho pasamos alrededor de 30 minutos grabando cada una de las canciones”.

Delta Kream representa un homenaje a uno de los movimientos más importantes del blues. Hecho por músicos más representativos del blues moderno para los amantes más dedicados del blues. 

Una manía popular que se tiene al respecto de este género con gran carga emocional e historia relacionada con sus orígenes es que tienes que haber sufrido de alguna forma para tener la habilidad de interpretarlo de forma correcta y es algo que se puede encontrar en distintos géneros. “Tienes que haber vivido ciertas experiencias o de lo contrario no eres digno de añadir a la cultura”, lo cual es bastante absurdo de pensar en tiempos modernos como menciona Patrick:

Yo se que la música se siente espiritual para mí. Me siento conectada a ella. Y yo sé que cuando la estoy tocando con Dan, Kenny y Eric es definitivamente el genuino blues… ¿Entiendes?.

Creo que es interesante cuando la gente dice cosas como no puedes ser, o tocar rock por esta razón u otra. Mick Jagger fue a la escuela de economía en Londres y siempre fue una persona refinada antes de ser una estrella de rock. Es lo mismo con el punk, cuando la mayoría de punks que conozco son personas de clase media alta. El primo de Dan Robert Quine es considerado como uno de los mejores guitarrista de punk y tiene un título de abogado de la Universidad de George Washington así que nunca sabes. En general no me parece bien estipular lo que puede hacer alguien sin importar su pasado. Para mí, básicamente tienes lo necesario para cantar interpretar el  blues si ya pasaste por tu adolescencia”.

Por otra parte, existen agrupaciones como Greta Van Fleet que reciben muchas críticas sobre todo por su falta de autenticidad mientras algunos lo celebrarán por regresar un sonido del blues que se había perdido por algunos años. Al final me parece un debate válido considerando que el contraste entre bandas como esa u otros exponentes del blues reconocidos por añadir al género como Jack White o los mismos The Black Keys, pero en estos casos es donde me parece adecuado aplicar la creencia de Patrick que se basa en que todos pueden tocar blues, o cualquier género sin importar quien seas. 

“La diferencia entre una banda que es percibida como un grupo con influencias claras y una banda percibida como poco auténtica es cuando puedes escuchar ciertas bandas o canciones en específico en su sonido, o los ves vestidos de cierta manera mientras siguen negando sus influencias.

En lo particular yo estoy fuertemente influenciado por el rock y todo lo que escucho termina por convertirse en influencia. Así como para 'Everlasting Light' sacamos inspiración en artistas como T-Rex y The Hollies. Y si me preguntas si la canción es una pieza auténtica no tengo ninguna duda".

Delta Kream es un álbum producido solamente por Patrick Carney y Dan Auerbach. Ambos son productos bastante capaces con distintos trabajos icónicos bajo su nombre. Ya sea para otras agrupaciones, o para producciones de su propia autoría. Sin embargo, es interesante reconocer todas las colaboraciones que incluso han logrado algunos de los trabajos más populares de la agrupación. 

Todos admiramos a figuras como las de Kevin Parker, en donde un solo par de oídos se encarga de componer, grabar y producir absolutamente todo. Sin embargo, también emocionan las colaboraciones entre dos o más personajes, pues en teoría debería de resultar en algo más diversificado. 

Un par de oídos externos es muy importante. Para Dan y yo es muchas veces más fácil hacerlo nosotros mismos.

Pero hay veces en las que estamos intentando empujarnos en una dirección diferente y un tercero como Danger Mouse lo fue es sumamente necesario porque un tercero no va a tomar ningún lado. Solamente escuchan y se aseguran de que todo sea sobre la música ya que no es algo personal para ellos. En general pienso que es muy peligroso ir a un estudio y no estar consciente de que lo que estás haciendo sea bueno o malo. Necesitas ser crítico”.

De cualquier forma, The Black Keys es una agrupación que mantiene el blues en nuestros tiempos modernos y sigue trabajando para celebrar la música en todas sus expresiones. Por lo pronto podemos disfrutar de Delta Kream, pero definitivamente se vendrá un álbum con música original, asegura Patrick.

No es una revista, es un movimiento.