126165
Entrevista con Poolside

Entrevista con Poolside

Foto: Dustin A. Beatty

Jeff Paradise de Poolside nos compartió su crecimiento musical, influencias y sus colaboradores de ensueño.

Algunas bandas se adjudican nombres que podrían resultar en una contradicción enorme comparada con su sonido, como Joy Division, Swans, Eagles of Death Metal o El Gran Silencio. Poolside es todo lo contrario. En 2010, un par de reconocidos DJs de California buscaban un apelativo que remitiera a la música que empezaban a crear en conjunto y que inspirara al escucha a darse una escapada sensorial y veraniega con solo leerlo o decirlo. Ahora, Filip Nikolic y Jeff Paradise regresan con un nuevo material discográfico Heat, que como su nombre lo indica, ahora convierte la alberca en un oasis de aguas termales y exóticas que provienen de distintas partes del mundo.

Con motivo de su visita al Corona Capital en Guadalajara, tuvimos una charla con Jeff en donde nos compartió su crecimiento musical a lo largo de dos discos, influencias y sus colaboradores de ensueño.

“Es una larga historia de cómo hemos cambiado desde Pacific Standard Time hasta Heat. Pero han pasado tantas cosas entre discos y hemos sido muy afortunados con el éxito. Para crear Heat nos tomó tres años, y en ese intervalo tuvimos la inquietud de que al escribir todo fuese un reto y que tuviéramos el ánimo mental adecuado. Fue un periodo de mucho estrés, ya que nos movíamos por todos lados. Pasábamos una semana aquí, otra por allá y en todo ese intervalo se fueron esos tres años. Después nos tomamos otro año para realmente enfocarnos y terminamos creando canciones más nostálgicas y sentimentales”, relató.

Pacific Standard Time de 2012 fue su carta de presentación al mundo, en el cual desde las primeras notas de “Tulsa” nos llevan a lo más hondo de una piscina en la terraza de una vivienda acaudalada en Malibú y nos incitan a oler bloqueador, perfume y coco a través de sus 16 canciones. Su sencillo estrella, “Do You Believe?”, fue aclamado por contemporáneos como Dimitri From Paris y Todd Terje, quienes también se han hecho de una reputación por su música electrónica sabrosa y tropical.

“En Pacific Standard Time quisimos lograr un sonido muy específico, que nos remitiera al soundtrack de nuestras vidas en Los Ángeles durante 2011. Para Heat quisimos aprovechar todos los viajes y movimientos que hicimos, así como las migas que hacíamos con otras bandas. Tomamos un poco de nuestras estancias en Indonesia, Singapur y América Latina. Esto dio como resultado música con más percusión, con texturas más globales y que fuera lo más electrónico posible. Es música que nos tiene muy felices”.

Sin embargo, Jeff y Filip no solamente se nutren de las melodías que emanan de las bocinas en un patio o que acarician las antorchas tiki de una playa. Siendo músicos de renombre y coleccionistas obsesivos, toman inspiración de la vida después del mar para crear su mundo.

“Nuestras influencias se remontan más a las colecciones de discos que amasamos a través de los años. Escuchamos mucha música brasileña, exótica, ambient/electrónica y todo lo que estaba de por medio. No hicimos mucho esa práctica la vez pasada y no nos enfocamos en un artista en particular. Solo quisimos acumular un poco más de carne en el hueso. Y este disco tiene de todo para nosotros, desde toques de Foo Fighters hasta el country western [risas]”.

Jeff reconoce la fama que ha acumulado a través de los años como una de las figuras clave en la escena de música electrónica californiana durante los años noventa. Tras algunos coqueteos con el diseño de modas, se juntó con Luke Jenner y Vito Roccoforte para crear The Rapture en 2000. Para la salida de su disco debut, el emblemático Echoes, Jeff ya no estaba en el conjunto, pero mantenía viva su pasión por las mezclas creando mixtapes que se caracterizaban por su variedad y riqueza musical, práctica que sigue hasta hoy.

“Le ponemos mucho amor a nuestros mixtapes. Queremos que superen la prueba del tiempo y que se enfoquen en la musicalidad, no como algo de acompañamiento o cosas que embonen bien juntas. Algunos otros hacen showcases o DJ sets y solo lo graban y lo venden como mixtapes. Nosotros lo hacemos más bien como un collage y, por ello, somos muy selectivos en lo que ponemos. Nuestra tirada es muy distinta”.

La otra parte de la dupla, Filip Nikolic, es notorio por sus contribuciones en el rock y el dance. Pasó por las filas del extinto grupo Junior Senior y se unió posteriormente a Ima Robot, que le sirvieron como bases para lograr una combinación eficaz de precisión y potencia que completarían las sensibilidades más improvisadas de Jeff.

Filip es extremadamente talentoso. Sin importar el campo o el asunto a tratar, él siempre tiene una idea. Otros colaboradores retrasan los procesos, pero él siempre tiene una buena retroalimentación y un gusto impecable para la producción. Es una colaboración muy especial”.

Una de las características de Poolside es su autonomía en el estudio y el no depender en gran manera de invitados para relucir, pero no están exentos de colaborar con terceros.

“Hemos platicado con Jarvis Cocker, ya que es fan de nuestra música. O al menos eso nos dijo [risas]. Él es una figura muy icónica en el mundo de la música y eso significa mucho para nosotros. También quisiéramos hacer cosas con Jim James de My Morning Jacket. Tiene una voz monumental”.

Poolside sabe que México es sinónimo de tierras y climas caleidoscópicos y pretenden capitalizar esa noción al traer su disfrutable daytime disco para hacer vibrar a propios y extraños en la primera edición del Corona Capital en tierras jaliscienses.

“Hace unos meses estábamos en Tulum y fue grandioso. Imagínate entonces la emoción que tenemos al saber que estaremos en México. La gente es muy amable y prendida, y nosotros daremos todo lo mejor para que se diviertan y la pasen bien”.

Poolside se presentará el 7 de abril en el Corona Capital Guadalajara.

No es una revista, es un movimiento.