117818
Entrevista con Mitú

Entrevista con Mitú

26/Sep/2017

Mitú y sus ganas de crecer.

El proyecto colombiano de música electrónica Mitú, que con el paso de los años ha ido consolidándose como uno de los más interesantes de su tierra, está de visita en México. Los sudamericanos lograron cerrar una pequeña gira en la República que incluye Hermosillo, Guadalajara, Baja California, y la CDMX.

Julián Salazar y Franklin Tejedor, charlaron con nosotros sobre lo que significa su segunda visita a tierras aztecas, además de compartir la experiencia de grabar su nuevo álbum Cosmus. Sobre sus expectativas, la banda tiene claro a qué vinieron, así lo explica Julián.

“Es ver cómo encajamos un poco dentro del panorama musical mexicano que es bastante más amplio de lo que tenemos nosotros en Colombia, esperaría que nos vaya bien, estamos contentos de tener más fechas e ir ampliando el espectro geográfico de México y a la expectativa de cómo se desarrollen los shows y cómo lo tome la gente”.

Fue en el 2016 cuando por primera vez montaron su show en México en el marco del Festival Nrmal, la banda salió triunfante de la experiencia. “Muy bien al menos eso se sintió desde el escenario, y cuando bajamos los seguíamos sintiendo, nos tocó un horario tremendo y estaba repleto de gente, estuvo muy bueno, justo ahí también grabamos la que es hasta ahora nuestra única sesión de Boiler Room, la verdad fue un buena experiencia venir”, aseguró el músico.

Mitú es dúo con un sonido hipnótico, es la combinación de las máquinas y las percusiones, es la selva transportada a la ciudad, y Cosmus su nuevo álbum, es una oportunidad para consagrarse y llegar a más oídos, así lo entiende Franklin.

“Lo que espero con este nuevo disco es reafirmar nuestro trabajo de años, solo que esta vez de una manera más clara, con una idea de entrar en la industria de mejor manera y lograr llegar a mercados más grandes, a festivales más grandes, que la gente empiece a escucharnos y nos siga”.

Sobre el disco Julián abundó. “Significa la renovación de un sonido que llevábamos más de 5 años trabajando, fue como reconstruirnos lentamente, y el resultado es bastante satisfactorio, es un disco más maduro y que representa lo que queremos hacer en cuanto a música”.

El grupo tiene claro sus objetivos pero también el camino, aseguran no creer en la casualidad y no esperan un golpe de suerte, hablan de un trayecto lento y complicado, de que el proyecto crezca conforme él mismo pueda crecer, la honestidad es la carta de presentación. No podemos perder de vista que los años pasan y las personas no son las mismas, parece que el grupo está en un gran momento, y lo van a demostrar.

“Es un show mutante, nunca se repite, lo que tratamos de hacer es con los elementos básicos de cada canción plantearnos que queremos hacer con ellos, entonces es impredecible hacia dónde va; en esencia y lo que es una constante es que sonoramente tratamos de que sea fuerte y que cautive al espectador, que lo mueva, y lo induzca al estado de trance, que sea una experiencia sonora”, concluyó Salazar.

La banda fue la encargada de cerrar el Festival Nrmal Baja, pero si quieres ver la bomba que es Julián en las máquinas y a Franklin montado en las percusiones, aún hay tiempo, 28 de septiembre en Normandie (CDMX) y el 30 en el Sahuaro Fest (Hermosillo).

 

 

No es una revista, es un movimiento.