Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

145056
Entrevista con Honne

Entrevista con Honne

Vestir a la música: la originalidad de Honne en Vaivén.

La primavera llegó; la temperatura en todos lados se siente al triple y con la fuerza del sol dándonos un bronceado disparejo, la idea de un día caluroso no parece ser atractiva. Sin embargo, el final de marzo nos trae una razón para sonreír y no llorar más, el Festival Vaivén en Morelos tuvo un cartel bastante interesante, en donde se incluyó al dueto inglés Honne. A propósito de su tercera visita como parte de Vaivén, platicamos con James Hatcher sobre este festival, las razones de su empatía con la cultura japonesa, su primer show pagado, la primera experiencia que tuvieron en México y lo difícil que es el día a día en el music business.

“Comenzamos en la universidad y nos encantaba Radiohead, de ahí la música fue el camino. Las primeras canciones que hicimos eran de tan baja calidad en el sonido, que es hasta ahora que lo notamos, pero aquel entonces todo era perfecto. Nunca hemos pensado que queremos pertenecer a un género o a otro, creamos música y el como sonamos no lo premeditamos; queremos hacer sentir cómoda a la gente que nos escucha. Nuestro primer show pagado como banda formal fue en un pub de Londres para 150 personas, que fue sold out, y los nervios nos ganaban; la primera vez en un escenario fue en un café y tocamos solo para amigos, sin duda no recibimos ni un peso”, bromeó el también productor.

En una industria que puede llegar a ser falsa y solo mostrar las superficies de todo, el sobresalir puede ser una tarea difícil, pues la atención debe llevarse a elementos positivos, dignos de ser admirados. “Estar en la mira, llamar la atención de las masas puede ser peligroso; es difícil cuando hay artistas, como Kurt Cobain o Amy Winehouse, que tienen problemas mentales o fuertes adicciones, que se sometan a tremendo estrés e incluso falta de sueño durante las giras, se pierde estabilidad. Por suerte, Andy y yo nos consideramos estables en ese sentido y hemos pactado detenernos un poco si el tren va muy rápido, somos fuertes y nos apoyamos en todo aspecto”, afirmó James.

“Nosotros amamos la moda y nos esforzamos en tener un guardarropa fresco; es importante sentirse seguro en el escenario, pero no verse trabajado. La clave es mantenerse fiel a uno mismo, sea lo que sea que hagas y lo demás llega por ende; no nos avergüenza hacer el ridículo ni parecer idiotas. El consejo que damos a bandas en recién ascenso es que recuerden que lo importante es la música que crean, que llamen la atención por lo que hacen, que den su mayor esfuerzo y sobretodo, que no se dejen atrapar por el marketing de la música”, explicó.

Esta es su tercera visita a nuestro país, la segunda en un festival, y desde luego, los británicos quedaron encantados con la magia de nuestro país. “Cuando tocamos en México, se nos olvidaron los problemas y nos envolvimos en la burbuja de buena vibra. Ese show está sin duda en el top 5 de todos los tiempos; para el Festival Vaivén tuvimos mucho calor y fue una presentación vibrante, me gustan los festivales que se hacen durante el día, tocamos y estuvimos con grandes amigos, fue como una fiesta. Es bien sabido que tenemos apego a la cultura japonesa, pues la novia de Andy vive allá y la cultura es tan distinta a la nuestra, que no da cosas nuevas para pensar, aunque hemos viajado mucho y otras culturas, como la mexicana, podrían incluirse en la música en un futuro”, finalizó James Hatcher.

No es una revista, es un movimiento.