108523
Entrevista con Camilo Séptimo

Entrevista con Camilo Séptimo

Camilo Séptimo o de cuando la amistad y el respeto se convierten en la fórmula del éxito de una banda.

Las mejores cosas de la vida suceden sin ser planeadas. Robar un beso, reír a carcajadas, o simplemente ver cómo se forma el arcoíris después de una tormenta. Para Manuel “Coe” Mendoza, el primer material discográfico de Camilo Séptimo surgió de esta manera.

“El motivo de hacer música era para reunirnos; nos conocemos desde 'chavitos'. El percusionista tenía 14 años cuando tocábamos en bares y eramos como los más grandes. Empezaron a salir maquetas más estructuradas y fue cuando lanzamos 'Te veo en el 27' por primera vez. Ahí fue donde nos dimos cuenta de que tal vez teníamos la oportunidad de empezar a lanzar algo más formal como banda. Fue entonces cuando decidimos probar con sencillos hasta que nos dimos cuenta que necesitábamos hacer un EP para poder englobar todo ese concepto.

“Y luego trabajamos de la misma forma con los nuevos temas ("Eres", "Neón" y "Miénteme") que fue el proceso de transición al nuevo material y nos dimos cuenta que también estaban volando esas rolas por lo que decidimos que ya era momento de hacer el disco donde estuvieran esas canciones y obviamente nuevas; no fue nada planeado. El concepto no era hacerlo tan grande, era más como de amigos. Entonces empezó a crecer tanto que la necesidad nos llevó a hacer un disco y hasta ahorita lo pudimos consolidar”, nos comenta.

El álbum debut de Camilo Séptimo se titula Óleos y, al igual que una obra pictórica, este material será una representación viva de los sentimientos y emociones que afloran en los seres humanos. En palabras de Coe, es un disco espiritual que habla acerca del perdón, del amor y de la buena vibra. Lo visible frente a lo invisible.

“Yo tenía en mente desde hace mucho tiempo ponerle a una rola 'Óleos'. Se me hizo un buen nombre para el disco, es como cambiar tu vida, cambiar tu perspectiva, cambiar tu reflejo, porque eso era lo que yo veía en mi imaginación: un oleo transparente donde somos capaces de cambiar de un momento a otro nuestro destino y ser felices. Buscar ese camino de enseñanzas y errores para poder evolucionar y llegar al lugar donde quieres estar tanto físicamente, materialmente y, espiritualmente”.

Es un disco muy natural, muy del alma y de mucha buena vibra.

El amor es algo tan complicado que es difícil de entender, pero gracias a la música todo se vuelve un poco más fácil. Adoptamos canciones que embonan de manera perfecta en nuestra vida. "Ser Humano" es la carta de presentación de Camilo Séptimo en esta nueva etapa; es uno de esos temas que te pegan si tienes el corazón roto o pasas por una decepción amorosa.

“Mi concepto real de 'Ser Humano' era como buscar la energía compatible porque hay veces que estamos con personas que no nos vibran y no es fácil safarte. Debemos buscar ese grupo de personas que tengan la misma energía para poder hacerla más fuerte y retroalimentarte. El director del video lo llevó a ese punto, que fue maravilloso para mi, porque fue como una liberación de muchos esquemas y vivencias personales”, nos comparte.

Actualmente, Jonathan Meléndez (teclados), Manuel Mendoza (voz y bajo), Erik Vázquez (guitarra) y Marco Alarcón (batería) se encuentran en medio de una gira por diferentes universidades previo a la presentación oficial de su disco en El Plaza Condesa el próximo 13 de mayo en donde nos espera una nueva producción de luces y, por supuesto, nuevas canciones. Por eso aprovechamos para preguntarle a Coe sobre sus recuerdos en su etapa como estudiante.

“Yo me acuerdo que cuando iba en la prepa se hacían ese tipo de eventos e iban las bandas a tocar y me gustaba como sonaban las guiatarras. Ahora es diferente, ya es como una responsabilidad bien grande y aparte es la primera vez que lo hacemos, es un público totalmente nuevo. Todas las presentaciones que hemos tenido han sido llenas y nos escriben que es la primera vez, y que les ha gustado mucho; entonces, es padre porque vas con esa misión de dar tu mensaje, que les guste la vibra de la banda y que se lleven esa energía”.

Pero, para Manuel Mendoza, la música no lo ha sido todo, desde chiquillo el fútbol corría por sus venas e incluso estuvo a punto de convertirse en un jugador profesional. Desafortunadamente tuvo un accidente en la nariz que provocó un giro en su vida: “A partir de ese momento ya no regresé a jugar, ahí fue cuando aprendí a tocar la guitarra. Erick (guitarrista) iba conmigo en la prepa y cuando yo estaba en el hospital o en mi casa incapacitado iba con su guitarra y me enseñaba a tocar”.

Muchos se preguntan cuál es la fórmula del éxito de Camilo Séptimo, cómo es que tienen una sólida fanbase que los admira y persigue o por qué las millones de reproducciones que tienen sus videos. Hoy puedo asegurar que esa fórmula se basa en la amistad que existe entre sus integrantes que mantienen una misma ideología y una misma vibra; un canal que permite a los cuatro estar sincronizados y saber hasta dónde pueden llegar. Una relación de respeto y hermandad como asegura Coe.

No es una revista, es un movimiento.