Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

146208
Entrevista con Cage the Elephant

Entrevista con Cage the Elephant

Cuando tu mundo se cae en pedazos, y aún así debes seguir, dejar ir, y decir adiós.

Desde Nueva York, Matt Shultz atendió el llamado de Indie Rocks! y nos compartió sobre el quinto álbum de estudio de Cage The Elephant, Social Cues, y la completa transparencia con la que se permitió trabajar, y compartir desde las experiencias personales más dolorosas que sus integrantes han pasado en el transcurso de su carrera.

“Escribimos las canciones de Social Cues pensando en todas las posturas sociales en que caemos todos los días. Estuvimos analizando las micro y macro reacciones, y cómo estas moldean el mundo en el que vivimos. Además, diferentes situaciones difíciles que estuvimos experimentando, depresiones muy fuertes y muertes de personas cercanas nos llevaron a sincerarnos, tal vez más que nunca, en este disco”, compartió Shultz.

De acuerdo al artista, la culpa fue uno de los sentimientos que delinearon su quinta creación. “En medio de la composición del álbum, mi relación se deterioró, mi primo murió, y mi mejor amigo se quitó la vida. Fueron tiempos verdaderamente difíciles”. Entre todo esto, muchos sentimientos encontrados estaban atrapados en los adentros de Shultz, y sabía que la mejor manera de liberarlos era a través de su música.

La portada del disco es una manifestación más de lo que se puede esconder tras un disfraz. “Es interesante observar todo lo que puedes decir o esconder detrás de las señas sociales. Esto es tan engañoso como el amor. Así que pensamos que sería interesante que usar este disfraz, y ver cómo es que uno es capaz de hablar de cosas más personales”. A pesar de tocar los temas más personales de toda su carrera, el músico confesó que no fue difícil hablar desde su dolor, y sus autoanálisis. “Cada que hacemos un disco, siempre buscas algo sincero en lo que puedas creer y que transgreda la música”.

Sobre “Ready To Let Go”, el compositor confesó que fue un tema que comenzó a escribir durante un viaje que hizo a Pompeya con su esposa. Conforme avanza la canción podemos darnos cuenta que habla desde el proceso de desintegración de su relación hasta su divorcio. Los versos y la honestidad de Shultz convierten el tema en uno de los más poderosos del disco. El vocalista también confesó que la sangre del video es símbolo de poder, traición y amor. “La sangre ha sido un símbolo muy fuerte a lo largo de la historia de la humanidad. Aunque no sea algo muy conocido, es símbolo de poder, traición, perdón, compasión, y amor”.

Otro de los puntos más destacables, con lo que todo ser humano puede identificarse en algún momento de su vida son las relaciones tóxicas, cuando se es incapaz de decir adiós por el mero placer de seguir destruyéndose. “Después de algún tiempo te das cuenta que amas más la idea de una relación más que lo que amas a la persona, y es un punto importante a observar para poder dejar ir”, confesó el artista.

Sobre la colaboración con Beck en “Night Running” el músico dijo que fue una gran experiencia trabajar con el multifacético artista. “Compartimos algunos shows, y más tarde fuimos invitados al backstage de uno de sus shows en Nashville. Cuando buscábamos algunos artistas que nos ayudaran con algunos de los temas, llegamos a él, y su influencia en la canción es increíble, le dio un giro completamente nuevo. Nos emociona mucho trabajar con él, y tener varios shows junto a él. No solo es un gran músico, sino un excelente ser humano”.

Sobre la evolución sonora y de las preferencias de las nuevas audiencias, el músico se manifestó entusiasta, y considera que esta evolución representa mayores oportunidades para Cage the Elephant. “No veo a la música en términos de género. Creo que la gente se seguirá reuniendo por el amor hacia la música. Claro que seguirá cambiando la forma en la que la gente vive y ama, pero estoy muy emocionado de poder ir al estudio, seguir evolucionando con la tecnología, y tener más texturas con las que poder jugar”, dijo Shultz.

Como invitados a festivales como el Woodstock 50,  junto a grandes personalidades como Robert Plant, Santana entre muchos otros artistas, Shultz se siente afortunado de ser tomado en cuenta. “Creo que es grandioso ver todas estas figuras reunidas, y ser tomado en cuenta junto a todas estas personalidades. En genial poder ser escuchado por diferentes audiencias, y salir de tu universo”.

No es una revista, es un movimiento.