179788
Entrevista con Ana Tijoux

Entrevista con Ana Tijoux

La acción combativa de bailar.

Ana Tijoux no para. La compositora un día se encuentra rapeando acerca del cacerolazo en su país y el otro se encuentra creando temas referentes al movimiento Antifa. El mundo podría detenerse, pero para la compositora la vida sigue. Su nuevo sencillo, una colaboración con el proyecto Jupiter & Okwess, titulada “You Sold Me a Dream; tres minutos y medio de intenso baile que invita al análisis personal para tomar acción:.

Cuestionar el sistema es cuestionar como está ese sistema dentro de uno también, y eso es muy difícil porque es poner en cuestionamiento todo lo que uno ha aprendido, lo que uno ha hecho, replicando sistemas de poderes. Es algo que debe hacerse en general y eso tiene un costo personal alto”.

La colaboración del recién estreno se grabó en Paris. El track tiene el objetivo de hacer una comparativa entre África y América Latina; ambas víctimas del colonialismo y constantes referentes cuando de racismo se habla. Así es como nace esta canción compuesta en español y en lingala que, si bien toca sin ningún temor el problema de la brecha actual entre ricos y pobres, también invita a la reflexión y lo más importante para Tijoux: dar el siguiente paso.

“Yo creo que el accionar primero debe de pasar de manera interna, es muy personal, muy íntimo y único, porque cada humano es distinto y recibe el mensaje de distinta manera. Creo que uno puede tomar acciones de tantas maneras: dónde uno vive, la familia, los compañeros, la pareja, en familia, con amigos. Eso es lo bonito, pensar que ese accionar político no está enfocado en un sistema o en un gobierno, que justamente podemos poner acción desde tantos lugares y mucho más cercanos de lo que uno piensa. Por eso somos seres políticos”.

Para Ana, el accionar viene de muchas formas, en este caso la colaboración con Jupiter es una mezcla de guitarras sincopadas, sonidos electrónicos e influencias del merengue, una clara invitación al baile de masas. No es la primera vez que la compositora nos lleva a la pista de baile, pero lo que éste y sus últimos lanzamientos reflejan, es una búsqueda constante unión entre mente y cuerpo.

“Creo que hemos hecho una brecha gigante entre el pensar y la corporalidad. Yo creo que el cuerpo es una musculatura pensante y creo que ahí está la tarea ¿Cómo bailar pensando? No tiene por qué ser antagónica ni contraproducente la una con la otra, está interesante como poder juntar ambos mundos”.

Como muchos dentro de la rama de las artes, Tijoux se encuentra preocupada por la situación de la comunidad artística ante la pandemia actual, que en sus palabras, ha sido relegada a un “artículo de última necesidad”. Si bien ve una luz al final del túnel, también considera esto como un punto de inflexión para la industria de la música.

Es un momento complejo. Es una crisis mundial en las artes. Ojalá este sea también un momento de reflexión, de ver lo frágil que era todo, de que debemos darle la importancia que merece y que tiene la cultura. Es un momento de profunda reflexión y nosotros (los artistas) hemos quedado muy en el abismo. La labor y el oficio de las artes es igual de importante que otras, y si esto no se le da importancia, se puede perder también la esencia de un país”.

Actualmente la productora se encuentra trabajando en más música. Aún no tiene claro cuál será el resultado de todo este trabajo. Como muchos, para ella el futuro es incierto, sin embargo, prefiere mantener un aire de cambio y esperanza, el único que puede mover las cosas.

“Estoy optimista, pero hay que tener ojo, hoy somos testigos de la caída de algo, pero también del lanzamiento de otras cosas y no todas son algo bueno. Ahora estamos en plena pandemia, una situación mundial, pero al mismo tiempo los ricos nunca habían sido más ricos y la brecha social esta súper alta. Entonces siento mucha angustia por eso, pero también tengo la fe inquebrantable, por muy atea que sea, que en la humanidad todavía existe gente con ganas de construir otro mundo”.

No es una revista, es un movimiento.