182000
Entrevista con Alfonso André

Entrevista con Alfonso André

Sonidos eclécticos provenientes del espacio.

Alfonso André cursaba la Secundaria cuando escuchó el Hunky Dory (1971) por primera vez y, según nos cuenta, fue un momento muy shockeante. Poco a poco, su hipnotizante sonido lo atrapó y ahora es uno de sus discos favoritos de toda la vida. En entrevista para Indie Rocks!, el legendario baterista y percusionista mexicano nos platica sobre su pasión por David Bowie y el proyecto Alfonso André y amigos.

“Cuando lo escuché no me gustó porque yo estaba acostumbrado al rock más de testosterona onda Deep Purple, Led Zeppelin y Alice Cooper, así que David Bowie me pareció muy afeminado, muy suavecito. Pero poco a poco me fue capturando y empecé a escuchar otros discos como el The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars y el Scary Monsters (and Super Creeps) que es bastante más experimental y mucho más moderno de lo que estaba acostumbrado en los 70. Definitivamente es una persona que admiro mucho. Me parece muy respetable y valiente esa onda que tenía de siempre transformarse y arriesgarse. De enterrar lo que ya había hecho y empezar otra cosa totalmente diferente. Siempre me pareció un músico extraordinario”.

Check Ignition and May God's Love Be With You (Two, One, Liftoff).

El camaleón del rock estuvo acompañado de grandes bateristas como Dennis Davis, Zachary Alford, Sterling Campbell, Omar Hakim y Mark Guiliana. Sin embargo, para Alfonso André, su gran maestro musical fue David Bowie.

“Tuvo muchos músicos y muy distintos. No tengo uno favorito, pero Mick Woodmansey, el baterista de The Spiders from Mars, me gusta muchísimo. También Aynsley Dunbar, un baterista que tocó con Frank Zappa, es buenísimo. Son músicos muy buenos, guitarristas y bajistas que seguramente aprendieron muchísimo de estar tocando con él”.

Aunque la influencia de Bowie no es directa en bandas como Las Insolitas Imágenes de Aurora, La Suciedad de las Sirvientas Puercas, La Barranca, Jaguares y su carrera solista, sí comparte su eclecticismo en la música de Caifanes. A Saúl le gusta muchísimo Bowie y a mí también, creo que más que a los demás. Por eso en Caifanes se siente algo de esa influencia”.

Look Up Here, I'm in Heaven.

El 8 de enero de 2016, El hombre que cayó a la Tierra estrenó su vigésimo quinto material discográfico titulado, Blackstar. Dos días después supimos que se trataba de un extraordinario réquiem.

Cuando Bowie falleció le hicimos un cover con Caifanes, estuvimos tocando una versión de ‘Heroes’ para hacerle un pequeño homenaje. Me dolió mucho su partida, fue algo tan inesperado para todos”. 

El proyecto Alfonso André y amigos surgió como resultado de la exposición Starman del icónico fotógrafo Mick Rock. Esta experiencia, presentada en el Foto Museo Cuatro Caminos, lo empujó a reunirse con músicos de distintas bandas y diferentes generaciones con los que compartía el gusto por David Bowie. 

“Fui con mi hermana a la expo, vimos las fotos muy a gusto y antes de irnos entré al baño, cuando salí la vi platicando con el organizador de la fiesta de clausura y ya la había vendido la idea de que yo podía tocar unas rolas de Bowie. Inmediatamente me puse a buscar gente porque la fecha de clausura estaba muy cerca y se juntó una banda muy padre, muy sui géneris. Está Cuceb Piloto, que era el cantante de Miró y que ahora va a lanzar su disco solista; Avi Michel J., bajista de Ritmo Peligroso; Rodrigo Baills, que toca conmigo en Caifanes; Noam Tuchmann, un excelente cantante de la edad de mi hijo que le digo que es un alma vieja porque le gusta mucho la música que me tocó a mí cuando estaba creciendo; Iker Moranchel, que tocaba en una banda que se llamaba Macario y que también estuvo tocando con El Mastuerzo; Carlos Sustaita, que es un tecladista extraordinario que ha grabado miles de discos aquí en México con muchísimos artistas de primer nivel; y Pepe Martínez, un gran baterista de una nueva banda que se llama Distorhead"

Solo lo hicimos por ese evento pero nos gustó tanto lo que pasó ese día y la gente se fue tan contenta, que decidimos hacerlo en medida de lo posible porque cada uno tiene distintas actividades y distintas bandas. Somos ocho músicos, a veces nueve, y no es fácil juntar a toda esta gente”. 

Let's Dance. Put on Your Red Shoes and Dance the Blues.

El setlist se compone en su mayoría— por canciones de los años 70, una de las etapas favoritas de Alfonso André. Así que “Life on Mars?”, “Moonage Daydream” y “Fame” serán interpretadas por estos talentosos músicos, sin dejar de lado canciones de otras épocas como “Ashes to Ashes” y “Let 's Dance”.

“Interpretamos las canciones con mucho respeto. No cambiamos mucho los arreglos para conservarlas como fueron concebidas pero obviamente nunca van a sonar igual porque nosotros no somos David Bowie, ni somos sus músicos. Tratamos de hacerlo bastante apegado a las versiones originales”. 

Alfonso André y amigos regresó este 2021 para ofrecer algunos shows: el 20 de marzo desde el Teatro de la Ciudad de La Paz, Baja California, y el 27 de marzo desde el Foro del Tejedor, en la colonia Roma. “Llevábamos tiempo sin hacer este proyecto de Bowie y durante la pandemia surgió la oportunidad de realizar estas presentaciones. Estamos contentos de volver a este rollo después de mucho tiempo de no tocar, la verdad es que lo estamos disfrutando muchísimo. Me encantaría que se conectaran a checar lo que estamos haciendo porque es con mucho cariño y muchísimo respeto a un grande de la música”. 

Visita el canal de oficial de YouTube de Alfonso André y disfruta de sus sesiones grabadas desde su estudio casero, El Submarino del Aire.

No es una revista, es un movimiento.