111155
Entrevista a Perdidos en Tokyo

Entrevista a Perdidos en Tokyo

Perdidos en Tokyo: Volver a hacer rock con mensaje social.

Perdidos en Tokyo no sólo es una película de Sofía Coppola, también es una banda de rock México-Argentina que tiene la firme creencia de que lo que debería estar transmitiendo el rock en este momento es música con un mensaje rebelde que nos ayude a cuestionar nuestro entorno, a no conformarnos con un “frappe de unicornio” para ser felices o con las redes sociales para aparentar ser algo que, sabemos, no somos. Es mediante un sonido a rock noventero como nos explican su forma de ver la vida desde un punto de vista social; nos motivan a despertar.

“Planteamos la idea de que todo el mundo está dormido y que cuando se despierte vamos a saber si quedó algo por la falta de acción social, por la desidia colectiva, por el no meterse, por el no cuestionar... se la estamos haciendo muy fácil a los que nos quieren manipular. Ni siquiera tenemos que irnos a los medios masivos de comunicación, hoy en día los manejas con un café de Starbucks y una foto para su Facebook”, expresó Fernando Aguirre (guitarrista y vocalista).

Las influencias musicales de cualquier banda o artista son muy importantes para determinar su sonido en cada proyecto. En el caso de Perdidos en Tokyo, el rock y el grunge son una parte importante para definir su esencia musical. “Creo que en este proyecto nos estamos impulsando más con el rock noventero y el grunge tipo Nirvana; pero, como somos muy inquietos musicalmente, a los tres nos gustan cosas muy distintas. A veces las cosas que no tienen nada que ver con el estilo que uno hace terminan influenciándote”, dijo Fernando.

En cuanto a la salida del nuevo disco todavía no hay una fecha específica. Sin embargo, se pueden ir descargando las canciones conforme vayan saliendo de forma gratuita a través de su página oficial. Allí mismo se pueden suscribir para formar parte de la comunidad de seguidores de la banda.

“El disco está muy avanzado. Vamos a ir sacándolo por sencillos, o sea invertir el proceso. En vez de sacar el disco y cortar las canciones vamos a ir lanzando las canciones hasta que el disco esté completo. Tenemos varias canciones terminadas; estamos viendo cuáles van a quedar. No queremos hacer un disco largo que nos tome mucho trabajo y tener que poner canciones de relleno”, argumentó Fernando.

Para este nuevo proyecto musical no hay una sola canción que defina a la banda ya que cada una de ellas tiene un mensaje explícito que merece ser escuchado por lo menos una vez. “Tratamos de elegir muy bien lo que íbamos a grabar, lo que íbamos a decir en general. Creo que todo el planteamiento de la banda desde lo musical es muy congruente, la forma en que nos manejamos, el tratamiento lírico son cosas que tratamos de hacer de la mejor manera, por eso creemos que todas las rolas representan a la banda y tienen un pedacito de Perdidos en Tokyo. Nos tardamos un par de meses en la composición, y fue otro mes de encerrarnos en el estudio. Para finales del año ya va a estar completo el disco en todas las plataformas digitales y en físico en la página de la banda”, mencionó Miguel Sabbagh (baterista).

Hasta ahora, el trío ha puesto en su página sólo dos de los sencillos que forman parte de su segundo álbum. Éste, es masterizado por Harris Newman; y, grabado, mezclado y producido por John Gibbe.

“Semilla” es el último tema que lanzaron y es el trabajo con el que proyectan mejor su ideología contestataria. “Todos los cambios comienzan al plantar una semilla, la semilla de generar un poco de caos, de volver a decir y presentar las cosas que el rock parece estar olvidando plantear por el afán de querer caer bien en todos lados; se puso muy aburrido”,comenta Fer.

Sobre la realización del video de “Semilla” (segundo sencillo) mencionaron que: “es una canción que trata sobre la indiferencia de la sociedad ante los problemas. La letra es bastante directa. El video se hizo aquí en la Ciudad de México, trabajamos con Alejandra Carbajal Islas, fotógrafa de la banda que es con quien nos sentimos cómodos. Nos gusta mucho su visión, nos juntamos unos días e hicimos toda la producción y, así salió la canción y el video”, dijo Lucía Toledo (bajista).

Sobre la realización de las canciones mencionaron que los tres componen y escriben. Para “Semilla” armaron la letra sentados en una mesa mientras tomaban mate; trabajaban sobre los versos, los coros y la importancia de ciertas palabras. “Las palabras tienen una musicalidad, un sonido. No todas suenan de la misma forma, el desafío está en encontrar palabras que digan cosas y en encontrar el hilo del discurso para decir lo que queríamos, por eso el coro dice: ‘cuando despiertes algo habrá o no habrá quedado nada más’”, mencionó Fer.

El primer sencillo del nuevo disco que también muestra su ideología es “El futuro”, salió a finales del año pasado y habla sobre la negatividad que nos rodea diariamente cuando las personas te dicen que no puedes hacer algo, “es un planteamiento que hacemos desde el ¿Por qué no?, ¿por qué no podemos hacer una banda a distancia?, ¿por qué no podemos salir de los circuitos tradicionales donde se supone que tienen que tocar las bandas para hacerlo de otra forma? Para nosotros la respuesta siempre es la misma: Sí se puede”, expresó Fer

Para algunas personas el rock está muerto. Según ellos, ya no tiene un mensaje que lo sostenga, ni se hace para motivar la acción política y social; por ello, el trío explica cuál creen que es la importancia y responsabilidad del género que ha estado en constante cambio desde que surgió. “Más que la rebeldía en sí, el cuestionamiento, el pensar las cosas o el atreverse a proponer algo nuevo, nosotros creemos que eso es parte fundamental del rock como movimiento cultural y social”, mencionó Mike.

“Hoy están pasando muchas cosas con las que debemos ser empáticos, quizá en los cincuenta la forma de rebelarse era traer el cabello largo por la calle si eras hombre o tener una mohicana. Hoy en día, hay parejas de homosexuales que no pueden caminar por la calle sin ser acosados e insultados y, la violencia de género hacia las mujeres; esos son temas sobre los que se tiene hablar en el rock, es su obligación porque es ahí donde están sucediendo los cambios sociales”, afirmó Fer.

Después de saber lo que querían expresar como banda en sus temas, le pregunté a Lucía: ¿Cómo te ha ido en los conciertos, qué piensas del sexismo en la sociedad; lo has vivido de alguna forma?

El rock le debe mucho a las mujeres en términos discursivos. Ha mantenido un discurso machista durante muchos años, hay mucho para hacer ahí. Una vez me dijeron, terminando un concierto, que tocaba muy bien para ser mujer; lo único que pienso al respecto es que debemos empezar a romper con los roles de género. Que las chicas hagan lo que quieran, como tocar en una banda de rock. Alguna vez me han dicho que tengo un look varonil o que parezco hombre pero deberíamos entender que cada quien puede vestirse como quiera sin importar la apariencia física de las personas porque no me visto para alguien en específico. No hay que buscar ser femenina hay que buscar ser.

Cada producción musical marca una época diferente en la historia de cada banda. Ellos, en este momento, están en la pubertad. Su sonido, aunque ahora parezca solido, no se ha terminado de definir y va a seguir cambiando con el tiempo para mejorar y adquirir una esencia característica que refleje lo que son y lo que piensan. “Estamos experimentando todo el tiempo, ese es el inicio de todo. O sea, a lo mejor en este momento tenemos un sonido definido pero seguimos haciendo cosas, seguimos experimentando, seguimos jugando; seguramente para el siguiente material va a haber cosas diferentes. A fin de cuentas somos personas cambiando todo el tiempo", mencionó Mike.

La llegada del internet y las redes sociales ha cambiado la forma de trabajar en la industria musical. Esto ha beneficiado a varios artistas como Perdidos en Tokyo, han logrado armar este proyecto a pesar de que uno de los integrantes viva en Argentina y los otros dos en México. “No todo en la comunicación es malo como nosotros que vivimos en diferentes lugares del mundo y tenemos una banda, nuestro productor vive en Valencia y nos dice por Skype lo que necesita que hagamos y, en un par de horas ya está todo el material en España. Internet es el cuarto integrante de la banda, si no fuera por él no sería posible lo que estamos haciendo: desde el aspecto técnico de grabación, hasta la distribución. En nuestra página oficial y el Whatsapp generamos un espacio privado entre la banda y la gente que nos sigue, somos una pequeña comunidad. Las redes sociales las dejamos para las cosas oficiales como anuncios de la banda”, dijo Fer.

Lo que sigue en el camino de Perdidos en Tokyo es: “seguir tocando y produciendo, estamos creciendo y tratando de proponer. Próximamente vamos a lanzar una canción que se llama “Bestia” y, trata sobre el tren que cruza tan violentamente por latinoamérica con los migrantes y, aunque son cosas que la gente sabe, decide mirar para otro lado. Pero, no por eso va a dejar de suceder, nos pareció interesante hablar sobre cómo está hoy en día la cuestión migratoria”, mencionó Lucia.

No es una revista, es un movimiento.