Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

152765
Truckfighters en SALA

Truckfighters en SALA

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

SALA

Globos, inflables y mariachis en la primera visita de Truckfighters.

Los conciertos de psicodelia y stoner crecen a gran velocidad en la CDMX, y esto es gracias a promotoras independientes que se arriesgan y hacen hasta lo imposible para traer a proyectos. Pero Kill Pill Klvb se ha ganado un lugar especial entre los amantes de la escena por exigirse la más alta calidad en sus shows y a precios muy accesibles. Esto fue lo que sucedió en Truckfighters.

La noche de ayer fue algo que muchos esperábamos, pues el evento prometía una completa sobredosis de fuzz. Cuatro actos: Saturno Grooves, Vinnum Sabbathi, James Leg y, coronando, el primer show de Truckfighters en México. Era un line up inmejorable y por solo 550 pesos, también imperdible.

La gente se formó en el SALA desde temprano. Para ser honesto esperaba más personas, había mucho espacio dentro del lugar. Supongo que para muchos fue un alivio no estar apretados, pero tener terreno de sobra no es lo ideal en un concierto que tenía todo para el moshpit y que invitaba al crowdsurfing.

Al entrar, lo primero que llamaba la atención era el escenario. La lona de Kill Pill Klvb, las estructuras metálicas, e incluso las banderas de México sobre los amplificadores, hacían que pareciera el stage de un estadio. Era diferente y extraño, pero con mucha personalidad.

Inició Saturno Grooves en punto de las 21:00 H. La banda no desaprovechó el lugar ni el momento y convencieron al público con energía y dinamismo. Debo decir que en algunos momentos perdían el ritmo, pero era por la intensidad que mostraban. El grupo avivó el lugar y metió en calor a los asistentes. Fueron clave para que la noche fuera un éxito.

Vinnum Sabbathi era el siguiente, y aunque la banda comenzó algo acompasada, poco a poco nos fue envolviendo con su estilo hasta irse entre gritos y aplausos. Me sorprendió bastante, es una banda sólida, interesante y que sabe bien lo que hace.

El cambio a James Leg tardó un poco, pero la espera valió la pena. El músico es una bestia sobre el escenario y su show es como ver la transformación de Jekyll a Mr. Hyde. Llegó con sombrero y mostrando una cara amable, pero cuando se sentó frente a su instrumento se convirtió en algo desconocido. Bañado en sudor, con el cabello sobre el rostro, dando patadas al aire y gritando con su voz descompuesta nos daba una imagen aterraba y maravillaba.

James Leg se exigió bastante en el escenario y prueba de eso es su baterista pues se tiraba la cerveza encima tratando de seguirle el paso al cantante. James impactó con su talento y presencia. Es un músico, pero también un verdadero showman.

Finalmente, la lona de Kill Pill Klvb bajó revelando una manta con la portada del Gravity X, disco que la banda iba a tocar de principio a fin. El lugar se encendió nuevamente cuando apareció Dango. El guitarrista se veía emocionado y descontrolado y quería contagiarnos con el mismo sentimiento. Se quitó la playera desde el inicio y no paró de saltar sobre el escenario en ningún momento. Sus compañeros, Ozo y Enzo, aunque también se veían con entusiasmo, su reacción fue menos impetuosa.

El show de Truckfighters fue bizarro, intenso y espectacular. La banda no decepcionó y el público mantuvo la locura en todo momento. Pero buena parte de eso se lo debemos a los mismos organizadores y sus props. La gente de Kil Pill Klvb que bajó globos, inflables y trajo un mariachi. Pero lo más importante que le dieron total libertad al público.

El concierto tuvo varias sorpresas y momentos únicos. Fue una verdadera fiesta y estoy seguro de que, tanto la banda como nosotros, nos llevamos uno de los mejores momentos del año. Agradezco que se hagan este tipo de eventos, que buscan llegar más allá de ver a una banda y dan paso al desenfreno. Solo me queda decirles a todos los que no fueron, que se perdieron algo único e inigualable.

No es una revista, es un movimiento.