Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

151730
Entrevista con Truckfighters

Entrevista con Truckfighters

Truckfighters: café para retomar energía.

“Si ya no es divertido, entonces deberías dejar de tocar, al menos por un tiempo, como nosotros. Esa fue nuestra rutina por 15 años y, para ser honestos, se volvió aburrido. Alejarnos de los escenarios por un año, o tal vez fue un poco más, nos hizo darnos cuenta de lo divertido que realmente es”, mencionó Ozo de Truckfighters en nuestra breve conversación telefónica.

Según el integrante de la banda sueca Truckfighters, la rutina al estar de gira sigue siendo una rutina y, como dicen, la rutina es la que te matará. “Los sábados y domingos se convirtieron en el fin de semana de nuevo. Antes tocábamos cualquier día de la semana, entonces no teníamos ese concepto de ‘tiempo libre’. Es bueno sentirse normal de nuevo. Fue como un reinicio para mí. Lo disfruté mucho. Al menos para mí, era algo que necesitaba y merecía”. Y, aparentemente, también para los otros integrantes de la banda, quienes, según Ozo, básicamente hicieron nada en este tiempo libre.

Cualquiera pensaría que, para alguien con 15 años de carrera e incluso un documental, estar sin una guitarra en la mano sería como perder un brazo. Sin embargo, somos seres multifacéticos y esas capas de novedad se descubren justo al salir de la rutina. “En este tiempo yo aprendí a tostar y a preparar mucho café. CozoCoffee es mi pequeña marca de café. Empecé a hacerlo hace dos años. Era un interés que tenía desde hace mucho pero no había tenido tiempo de explorarlo. Tomo mucho café, unas cinco o seis tazas diarias mínimo y hasta 10, yo creo. Y, al estar de gira era muy difícil encontrar buen café. Entonces me di cuenta de que debía prepararlo yo mismo”.

Truckfighters sigue la misma filosofía de Ozo, hacer las cosas que le son divertidas. “Nunca tuve un plan. Yo solo hacía lo que me parecía divertido y que iba conmigo. Siempre he seguido mi corazón más de lo que pienso en lo que podría llegar a ser”. Cuando comenzó la banda, solo era un grupo de chicos que se juntaban por diversión. Ser famosos no era la meta. El objetivo era disfrutar el momento y la cumplían cada día. Al reunirse de nuevo para tocar, quieren redescubrir la emoción al tocar en un escenario. Y para ello, quieren hacerlo todo como en un inicio. “Hay muchas canciones que no hemos tocado en mucho tiempo; las tocamos cuando sacamos el primer disco hace 15 años y ya. Ahora lo vamos a revivir, todas las canciones del álbum”.

Sin importar cuántos fans lo pidieran, la logística nunca los había traído a tierras mexicanas. Sin embargo, la espera termina en SALA. “Nunca hemos visitado México, ni siquiera de vacaciones, entonces estamos bastante emocionados”. Incluso tienen una canción de nombre homónimo a nuestro país, y, aunque su historia no tiene nada que ver con nosotros, que la toquen en su show próximo, salda una deuda.

No es una revista, es un movimiento.