176021
The Mummies en Ocesa Irrepetible

The Mummies en Ocesa Irrepetible

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

#QuédateEnCasa

Artista(s)

Rock, diversión y música prefabricada en medio del desierto.

Realizar un concierto de garage sin público se antoja tan atractivo como probar el pozole frío; sin embargo, las circunstancias actuales así lo obligan. Es una alternativa temporal por el bien y la salud de todos. Aunque antes de emitir un juicio primero se deben vivir ambas experiencias para poder compararlas. ¿Acaso The Mummies logra transmitir a través de una pantalla lo mismo que en sus caóticas presentaciones?

Como una ocasión especial para celebrar Halloween a distancia, el cuarteto californiano emblema del budget rock se presentó por primera vez en su historia en esta modalidad virtual. Fiel al estilo de las portadas de sus álbumes, la transmisión fue en blanco y negro. Sin especificar la locación, tuvo lugar en un local de coches abandonados en medio del desierto. Aunque no se ha confirmado, la grabación forma parte de la película de ficción sobre la banda que realiza el cineasta Jim Granato. Inclusive un breve fragmento de lo ya filmado se proyectó en la pasada edición del Wild O Fest.

The Mummies_Ocesa Irrepetible (6)

Con perfecta puntualidad, los integrantes aparecieron a cuadro con su característico vendaje y sin mayor preámbulo dio inicio el concierto. No hubo unas palabras de bienvenida ni una introducción; todo fue directo e intempestivo como en una pelea de perros.

Como se anunció previamente, la producción fue única y muy bien cuidada. Más de una decena de cámaras en HD se encargaron de cubrir todos los detalles. Realmente fue como estar en primera fila aunque sin el peligro de recibir empujones. Mientras que el audio también fue de máxima calidad y permitía apreciar con nitidez cada instrumento. Nunca antes un concierto de la banda de había escuchado tan bien. Vaya ironía.

Durante poco más de una hora se escucharon un total de 24 canciones, entre ellas muchas de las más emblemáticas del combo. No podría ser un concierto de The Mummies sin “In & Out”, “Red Cobra #9” y “Stronger Than Dirt”. Aunque entre cada tema los integrantes aprovecharon para relajarse y mientras Russell jugaba con un yo-yo, Trent sacó una vieja revista Mad y Maz tuvo que hacer malabares para poder tocar su bajo arriba de un automóvil.

The Mummies_Ocesa Irrepetible (5)

A su vez, sorprendió escuchar temas que jamás han aparecido en grabaciones del cuarteto y tal vez haya sido la única ocasión en la que los interpretan. Desde una potente “Dog Meat” hasta “He’s Waiting” de The Sonics pero en una primigenia versión al estilo de Los Picapiedra.

Rumbo al final llegó una de las partes más ruidosas de la noche con el acelerado cover de “Uncontrollable Urge” de Devo, aunque el terremoto ocurrió con “The Fly” y el destartalado teclado con el que Ruane invoca los espíritus del rock en sus presentaciones.

The Mummies_Ocesa Irrepetible (1)

Lo más decepcionante fue que toda la presentación fue pregrabada y editada. Las equivocaciones que normalmente ocurren en el conteo para empezar una canción fueron suprimidas para entregar un producto profesional pero sin esencia. Por lo mismo, no hubo interacción con la audiencia que permaneció conectada y enviaba mensajes en el chat oficial del concierto.

Por su parte, todo el concierto fue un playback de 70 minutos al estilo de los mejores tiempos de Siempre en Domingo. Tal vez fue un fraude o simplemente estamos ante unos nuevos Sex Pistols. Inclusive pudo ser budget rock llevado a un nuevo nivel y en donde los integrantes se burlaron de sí mismos sin importar todo lo demás. Sí fue un concierto único, aunque no necesariamente para bien.

The Mummies_Ocesa Irrepetible (2)

No es una revista, es un movimiento.