Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

132345
Sessions de Vans: la gran final

Sessions de Vans: la gran final

Liliana
Estrada

22/Jul/2018

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Foro Indie Rocks!

Llegó el día del cierre del primer Sessions de Vans. Cuatro bandas en disputa por la victoria y el honor de formar parte de House of Vans. Con No Wrong Numbers como grupo coronado, la música fue la que ganó.

No hay fecha que no se cumpla. La gran final de la plataforma lanzada por Vans que buscó ser la vitrina del talento que existe en la música independiente en México tuvo lugar en el Foro Indie Rocks!. Cuatro semifinales, una sola sede.

La primera semifinal, en las últimas fechas del mes pasado, tuvo como ganador al quinteto de dream pop de la CDMX, Blanco Gitano. El trash metal queretano de Tulkas dio cierre a éste primer capítulo.

La segunda parte de las cuatro antesalas a la gran final nos dejó a la también local Laphie como ganadora ante la decisión del jurado conformado por Alejandro Franco (WARP) Cecilia Velazco (Revista Marvin) y el reconocido productor Milo Froideval. Por su parte, el poder del dúo Cardiel cerró el telón.

Pocos días después, la tercera semifinal coronó al rock alternativo del cuarteto de Cancún: Purple Pig. Otro dueto se encargó de dar fin a la semifinal: los tapatíos de Los Chotgun.

El último boleto a la final se disputó a inicios de mes. La banda de funk rock alternativa originaria de Xalapa, No Wrong Numbers fue declarada la más Off the Wall entre la escena emergente mexicana. De Nayarit, Sierra León se encargó de concluir ésta última fecha.

La jornada comenzó con una pequeña conferencia a cargo del jurado –que contó con la participación especial de Theresa Wayman en donde, entre otras cosas, mencionaron sentirse contentos de descubrir bandas nuevas con diversidad de géneros importante. Comentaron además que el criterio establecido para nombrar a los grupos que llegaron a la final fueron la originalidad de su propuesta, la ejecución y la actitud en el escenario. Finalmente, supimos que este primer Vans Sessions convocó a más de 1000 bandas de las cuales 50 pasaron el filtro y llegaron a los oídos de los jueces. En resumen, para ellos la escena mexicana independiente está muy activa y se nota un incremento de nivel.

En punto de las 21:00 H. la primera agrupación en salir al escenario fue Laphie. Con su estética inspirada en el clown, el grupo presentó su set mientras una buena parte del público lo apoyaba. La conexión fue evidente y las ovaciones no se hicieron esperar. Mientras globos blancos y negros pasaban de un lado al otro de los asistentes, el grupo abrió esta final y dejó claro que tenían un soporte de seguidores importante. Un buen show en resumen.

Siguió el turno de Purple Pig. También con un apoyo relevante y de igual manera ovacionados, el cuarteto de Cancún fue calentando de a poco el foro (los asistentes, como se dejó ver a lo largo de la noche, entraban y salían). Al final de la presentación, los fans pedían otra. Los demás sabíamos que era poco probable que ganaran.

No Wrong Numbers subió al escenario. Tres músicos de Xalapa que se apoderaron del sitio mientras tres hombres disfrazados de perros (uno de ellos en hombros) brincaban y alentaban a la agrupación. La mejor ejecución técnica de la noche, una gran propuesta y una presencia manifiesta en la tarima. Si los criterios para llegar a la final fueron precisamente estos tres elementos, era poco discutible que el grupo fuera ganador; así lo fue. Enhorabuena para ellos y para la música de calidad.

Tras la última intervención un tanto plana a cargo de Blanco Gitano, arropados por un número destacado de seguidores, y con el broche que puso el grupo poblano Beta, quien tuvo la tarea y responsabilidad de dar fin a esta primera edición del Sessions, la espera iba terminado mientras escuchamos a Beastie Boys de fondo. Sin mucha demora se anunció al ganador. Los músicos seleccionados agradecían a todas las bandas y a los organizadores; objetividad y humildad son lujos que pocos poseen.

Así, aplaudimos este tipo de eventos que confían y apuestan por la escena independiente. Una muy buena organización, seriedad en los involucrados, variedad musical y unos ganadores a los que hay que seguir. El reconocimiento se lo llevan los fanáticos que se hicieron sentir.

 

 

 

REDACCIÓN:

Iván
Castro

FOTO:

Liliana
Estrada

No es una revista, es un movimiento.