Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

155901
Mon Laferte en el Lunario del Auditorio Nacional

Mon Laferte en el Lunario del Auditorio Nacional

Cortesía
OCESA/Liliana Estrada

13/Oct/2019

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Lunario del Auditorio Nacional

Artista(s)

Boleros, melancolía y desamor: una tarde íntima con Mon Laferte.

Pareciera que fue ayer cuando la música de Mon Laferte invadió el Auditorio Nacional como parte de La Gira de Norma. Ha pasado un año y la promoción del álbum continúa llegando a nuevos oídos, nuevas ciudades, y por supuesto, nuevos escenarios.

En esta ocasión, tocó el turno hacer una parada especial en el Lunario del Auditorio Nacional, para complacer a sus seguidores con la propuesta de un show íntimo, completamente rediseñado y en formato acústico.

La expectativa no podía ser mayor. Tras agotar los boletos para la presentación en tan solo 20 minutos, algunos afortunados tuvieron la oportunidad de asistir a un segundo concierto, realizado tan solo unas horas previas al originalmente anunciado.

Lo primero que podía verse al interior del Lunario era una pila de mesas distribuidas a lo largo de la pista. Las grandes escenografías, el conjunto de músicos y las coreografías fueron sustituidas por un escenario sobrio en el que reposaba un grupo de muñecas diseñadas por la cantante y una de sus amigas.

Tras algunos minutos de espera las luces del recinto se extinguieron y Mon Laferte se hizo presente. Luciendo un largo vestido azul, la chilena tomó asiento al centro del escenario y acompañada del guitarrista Sebastián Aracena comenzó el recital. “Pa' dónde se fue” sirvió como el tema encargado de abrir la presentación.

La melancolía y el desamor no tardarían en llegar al ritmo de “Funeral” y despertar toda clase de sentimientos con los desgarradores versos de “Como fui a enamorarme de ti”.

Yo también les amo”, respondía Mon Laferte ante los gritos aislado de los asistentes, pronunciados entre canción y canción. La tarde avanzó al ritmo del bolero y la cantante contagió de nostalgia con una dedicatoria especial para su abuela durante la interpretación de “El Cristal”.

Un “Vendaval” de emociones fue el que despertó entre el público con los temas “Yo te qui”, “Chilango blues” y su más reciente sencillo, “Paisaje japonés”. Los coros de los asistentes no tardaron en hacerse presentes al escuchar los primeros versos de “Mi buen amor”.

Durante los instantes finales de la noche, la interprete dio muestra de su habilidad con la armónica en “Flaco”, mientras que las palmadas del público llevaron el ritmo de “Cumbia para olvidar”. La chilena también demostró su dominio del francés con una interpretación muy a su estilo de “La vie en rose”, original de Edith Piaf, y continúo con los homenajes hacía la mujer con el tema “El Gavilán" , de Violeta Parra.

El momento de despedirse estaba cerca, pero la noche aún guardaba un último par de temas. Mon Laferte quedó sola sobre el escenario para regalarnos un fragmento a capella de “Tormento” y despedir la tarde con “Tu falta de Querer”.

Boleros, melancolía y desamor fueron los elementos que definieron el primer set acústico de Mon Leferte en el Lunario del Auditorio Nacional. Un encuentro íntimo con sus seguidores.

REDACCIÓN:

Rodrigo
Cerezo

FOTO:

Cortesía
OCESA/Liliana Estrada

No es una revista, es un movimiento.