Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

101761
Lamb of God en el Pepsi Center WTC

Lamb of God en el Pepsi Center WTC

Diego
Figueroa @Halofive

12/Nov/2016

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Pepsi Center WTC

Artista(s)

Pleitesía absoluta al cordero de dios.

“Winter is coming” parece indicarnos el panorama actual con la ascendencia de los tiranos y el descenso de la temperatura, la ligera neblina que nos acompañó todo el día no impidió llegar a nuestro refugio momentáneo donde Tulkas encendió una hoguera con su gran técnica instrumental presentando temas de su gran disco Freedom Thougts. Excelente banda promesa del metal local que ya hemos visto en Wacken, Knotfest y ahora rindiendo honores al Cordero de Dios.

“Walk With Me In Hell”, la perfecta bienvenida para la banda estelar que salió al escenario ante vitores y ecos de su nombre, “Ruin” como golpe directo a la mandíbula, “512” como en número de aquella celda que mantuvo cautivo a Randy Blythe, su asilamiento como resultado de grandes canciones ante su soledad, celebramos que ahora esté libre para poner el micrófono en el aire para hacernos cantar con él.

“Engage The Fear Machine”, daños colaterales de disputas ajenas, ecos de casquillos de ametralladora cayendo en las calles de Siria devastada, la petición de Randy para gritar y sacar todo lo que nos daña por dentro: “Now You Got Something To Die For”, imágenes de marines en patrulla, misiles demoliendo sus objetivos remotos, visiones de la destructiva crueldad que tal vez nos depara cuando Donald Trump cometa un grave error.

“Still Echoes” en honor a sus recientes creaciones, “Descending” para recordar viejos tiempos, “The Faded Line” por las etapas difíciles ante la ausencia de Randy, “Anthropoid” como resurrección, fans jóvenes contra la barricada, los más viejos analizando el accionar de un violento Chris Adler en el doble bombo, John Campbell como un viejo y sabio mago portando un bajo en vez de un báculo, Mark Morton y Willie Adler y su perfecta artillería en las cuerdas.

“Hourglass” para dar aparente fin a la homilía y apagar las luces, “Vigil” para recibir un último sacramento antes de “Laid To Rest”, maestría absoluta para apreciar a modo a la banda que recientemente ha enaltecido al género del metal gracias a su inventiva y hostilidad. “Redneck” para dar origen al circle pit más grande que ha visto el Pepsi Center WTC en su historia reciente, el giro impetuoso que coquetea con el daño físico pero que termina en desfogue, un padre que brinca y baila en círculos con su hija pequeña que porta una playera de la banda, porque el gusto por el metal se hereda y se mantiene, porque a pesar de la maldad que nos depara volviendo a la realidad siempre aceptaremos “Motherfuckin’ invitations” para ser demolidos física y emocionalmente por Lamb of God.

Visita el Facebook de Lamg of God para seguir todas sus noticias.

FOTO:

Diego
Figueroa @Halofive

No es una revista, es un movimiento.