89366
Jungle en el Auditorio Blackberry #4AniversarioABB

Jungle en el Auditorio Blackberry #4AniversarioABB

Bruno
Muñoz Tittel

16/Mar/2016

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Auditorio Blackberry

Artista(s)

Welcome to the Jungle!

El Auditorio Blackberry festejaba su cuarto aniversario, teniendo como acto estelar a Jungle. Vaya, un festejo de esta magnitud hacía suponer que llegaría muchísima gente, sin embargo parece ser que la demanda sobrepasó la organización del evento, pues las filas enormes en la taquilla, en la sección de prensa e invitados y la entrada general, hicieron intransitable la calle de Tlaxcala, aunado a que el personal asignado para el control de acceso era insuficiente, facilitando que algún astuto pudiera colarse al evento sin que se revisara si contaba con boleto o acreditación.

Mylko se encargó de iniciar con la celebración en lo que era su primer concierto en la Ciudad de México, a la par que el público hacía hasta lo imposible por acceder al recinto, comprar una bebida entre la larga espera en las barras y darse sitio para disfrutar el evento. Su sonido psicodélico y el gran uso de ritmos sintéticos agradaban bastante, pero no lograron atrapar al público por completo.

La espera porque Jungle apareciera en el escenario se sentía eterna, provocando múltiples rechiflas entre los asistentes. Finalmente, cerca de las 9:40 p.m., una luz roja ilumina el fondo del escenario, donde la portada del disco homónimo de Jungle se hacía presente, dando paso a las ya conocidas luces verdes que darían la bienvenida a los ingleses.

“Platoon” suena, la gente comienza a cantar y a bailar con bastante energía y disfrutamos un ambiente muy distinto del vivido en los festivales donde se les vio anteriormente en México. Al parecer, contar con más tiempo para mostrar su repertorio ayudaba a extender las versiones de su discografía, haciendo mucho más disfrutables sus temas.

Cuando terminó su primera canción inmediatamente son abatidos por gritos y aplausos, mostrándose bastante sorprendidos por la gran bienvenida del público mexicano. “Julia” y “Crumbler” fueron las siguientes canciones, destacando un poderoso bajo que reanimó nuestro ritmo cardiaco. Posteriormente, los ánimos se elevaron al máximo cuando sonó “The Heat”, luego de que pelotas gigantes amarillas cayeran sobre la pista del recinto.

Silbidos, cascabeles y las notas de un teclado nos introducen en un ambiente western, pensando en que quizá “Smoking Pixels” pudiese ser un gran tema para alguna película de Quentin Tarantino. La fiesta sigue, “Accelerate”, “Lemonade Lake” y “Son Of a Gun” fueron las siguientes rolas a ejecutarse, destacando la ejecución precisa de cada uno de sus integrantes y su gran interacción con el público.

Todo inicio tiene un fin, y los últimos movimientos cadenciosos se dieron al compás de "Lucky I Got What I Want”, “Drops” y la popular “Busy Earnin’”. Luego de un descanso, Jungle regresa al escenario, agradeciendo por la experiencia de tener un excelso público tan emotivo, finalizando el recital con “Time”.

Sí, la engorrosa espera por Jungle valió enteramente la pena, pues suena mejor en sus conciertos con mayor grado de intimidad y con un público más relacionado con su estilo y trayectoria, lo que facilita que nuestros sentidos estén más inmersos que en alguna presentación de un festival.

REDACCIÓN:

Daniel
Reyes

FOTO:

Bruno
Muñoz Tittel

No es una revista, es un movimiento.