190552
Hipnosis presenta: La Era de Acuario en el Foro Indie Rocks!

Hipnosis presenta: La Era de Acuario en el Foro Indie Rocks!

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Foro Indie Rocks!

Artista(s)

El crepúsculo de una experiencia sonora llamada La Era de Acuario.

Con el regreso de los conciertos presenciales, el volver a disfrutar de la música en vivo se ha vuelto una experiencia indispensable para todos aquellos que amamos el ver frente a frente a nuestros artistas favoritos; sin embargo, cuando se trata de realmente vivir algo que llene en su totalidad nuestro ser, desde lo visual hasta lo auditivo, es probable que nos sea un poco difícil de encontrar en estos momentos, aunque quizá no fuera tan complicado, al poder vislumbrar algo semejante en la más reciente presentación de La Era de Acuario.

Pasando un rato del horario previsto para el espectáculo, la electrizante velada iniciaría a resonar con una fuerza de la mano de la agrupación capitalina Secret Agent, la cual aparecería en escena con máscaras muy particulares para dar cátedra musical con su mezcla de spy surf, que a más de uno dejó apantallado, y que sin duda alguna logró remontarnos a aquellas películas antañas de espías en las que podías sentir en la piel la tensión que sentía el elegante héroe.

Ya con un ambiente más fiero y prendido, el trío traería consigo una sorpresa, al hacerse presente con ellos el líder de La Gusana Ciega, Daniel Gutiérrez, para interpretar junto a la banda uno de los nuevos temas que podremos escuchar en su próximo material discográfico; así mismo, también los acompañaría Vince de Rebel Cats para encender los ánimos con el tema "Mata Hari" y dar un fuerte cierre a su participación.

Secret Agent_Foro Indie Rocks_David Durán (2)

Tras un breve receso y la necesidad ferviente por vibrar nuevamente ritmo de la música, la actividad regresaría con todo para el acto principal de la noche, pasando directamente a una apabullante imagen en la que veíamos a múltiples integrantes de La Era de Acuario, que comenzaron a desfilar por el escenario, listos para enfundarse en sus respectivos instrumentos y dar inicio al recital experimental que tenían preparado para todos los asistentes.

"Fotografía", "Hippie hippie hourra" y "Lunar" fueron las primeras piezas que se harían presentes del repertorio musical de la agrupación acuariana, que para esta ocasión tan especial hacía gala con todo su arsenal sonoro, presentando la alineación completa con la que se grabó su primera producción discográfica; sentando con ello las bases de lo que vendría más adelante en el viaje psicodélico en el que el público se había embarcado.

Es así que entre un aura arrolladora, riffs alocados e incesantes bailes, que canciones como "Agujero Negro" y "Etéreo" tomaron su lugar dentro del setlist del concierto, provocando que en repetidas ocasiones se escucharán gritos de euforia que evocaban los nombres de sus integrantes.

Conforme la noche avanzaba, los invitados especiales no se hicieron esperar, arribando al escenario Ale Moreno y Carla Sariñana, para con sus voces darle aún más feeling a la ejecución instrumental que La Era de Acuario llevaba rato mostrando de manera magistral en el show, y que posteriormente serviría para elevar más los ánimos hasta el punto de casi cambiar de época y llevarnos a los años 70 al Festival de Avándaro con los temas "María Juana" y "White Rabbit".

El concierto estaba dando sus últimos latidos, pero la energía seguía encendida como si acabara de dar comienzo una carrera frenética sin meta a la vista, y la banda lo sabía, por lo que antes de pasar a despedirse y bajar el telón de esta fantástica, interpretaron los temas "Orgón" y "Om Ganesh"; no obstante, la gente pedía algo más, una última canción que los llevará al clímax nocturno de una fiesta que nadie quería que finalizara, cosa que por su puesto, La Era de Acuario no quiso dejar pasar desapercibido, armando una improvisación musical en la que invitaron a personas del público a unirse a ellos, cediendo sus instrumentos para armar una espontánea pieza sonora que duró casi 20 minutos.

La Era de Acuario no sólo nos regaló una de esas noches que quedarán en la memoria de la agrupación, sino que, su musicalidad retumbará por mucho tiempo en la mente y corazón de los asistentes como un bálsamo mágico que curó esa larga abstinencia obligada de conciertos a la que fuimos sometidos por mucho tiempo.

No es una revista, es un movimiento.