174867
DLD, Los Claxons y Rebel Cats en auto concierto

DLD, Los Claxons y Rebel Cats en auto concierto

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Autódromo Hermanos Rodriguez

Artista(s)

Una pequeña victoria más.

Conciertos en línea, festivales televisivos pre grabados, fines de semana con presentaciones de festivales de años pasados, auto conciertos. Seguimos buscando la forma de volver a sentir esa vibra que nos daban los conciertos como los conocíamos y que nunca pensamos que fueran a cambiar. Curiosamente este viernes tuvimos casi todos estos acercamientos con la oferta de Austin City Limits en YouTube, Future Islands "en vivo" via digital, y el trío de Rebel Cats, DLD y Los Claxons en la curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez.

Para muchos, nuestra "última vez" fue el Vive Latino, y así nos lo recuerda Vince de Rebel Cats en algún momento de la noche, al mencionar que no habían pisado un escenario para tocar frente a su público en los ya casi 7 meses de esta situación extraordinaria. ¿Cómo se ve un concierto ahora? Si bien no es el primer "auto concierto" en la ciudad o sus cercanías, esta es de las primeras dentro del formato que OCESA ha nombrado "Irrepetible" que combina el concierto en vivo mas la opción de streaming. Así, si decides verlo desde la comodidad de tu casa, sabes que lo que estás viendo sucede en ese mismo instante en el Autódromo, en donde los autos y la distancia social ocupan el espacio que antes se veía repleto de aficionados codo a codo.

1 Rebel Cats-8

Ahora no queda más que hacer el ambiente con tu grupo de amigos. 4 personas por auto o 6 por camioneta. Afortunadamente el rockabilly de Rebel Cats se presta para empezar bien la tarde. No hace frío así que no hay pretexto para quedarse en el auto. Llegar temprano te ubicará más cerca al escenario, más cerca de la banda y esto se nota en que los fans se prenden más. Hacia atrás, algunos saltos mínimos, gente asomándose por el quema cocos, o salirse del auto a ver. No estamos acostumbrados a tanta distancia entre nosotros, pero lo tenemos que hacer.

Una forma de soportar este cambio radical en nuestras vidas es encontrando lo positivo en lo que podamos, así que, a título personal, hacer 30 minutos del sur de la ciudad al Autódromo lo podemos contar como la primera victoria de la noche. ¿Cuándo íbamos a imaginar estos trayectos al dirigirnos a un concierto? Y más donde ahora no tenemos que buscar estacionamiento y caminar los kilómetros de la pista que los pilotos de Fórmula 1 recorren en cuestión de segundos. La costumbre nos quiere hacer pensar que nada ha cambiado, pero al escuchar el grito de "¡Hola México!" de parte de Mauricio de Los Claxons, ¡Cómo lo extrañábamos! Muy platicadores entre canciones, los regiomontanos son los que lograron el mejor ambiente de la noche. Ambos vocalistas no dejaron pasar ninguna oportunidad para maldecir al virus, implorar que "hay que parar esta madre" para volver a lo que conocíamos.

2 Los Claxons-19

Esta no es una noche cualquiera y todos lo sabemos. Francisco Familiar de DLD, quienes ya habían formado parte de un concierto por transmisión digital, nos dice lo agradecido que está la banda de que la gente haya decidido asistir, y envía saludos a los que ven desde casa. En definitiva debe ser gratificante ver rostros cantando tus canciones después de tanto tiempo.

Salir a un evento masivo no es decisión fácil estos días, por lo que cualquier cosa que nos haga feliz debe ser tomado como recompensa. Como fan también tenemos que tener la responsabilidad de cumplir la instrucción de portar el cubrebocas al salir de tu espacio asignado. El frío comienza a llegar y no sé si es por eso, que al parecer muchos iban a ver más a Los Claxons, segunda banda de la alineación, o temer que la salida se fuera a complicar, pero poco a poco la gente fue saliendo del lugar. Nada que haga perder el ritmo a DLD, quienes con pocas palabras, dejan que la música hable por ellos.

Una buena noticia, la salida no fue muy complicada y lo mejor, nos ahorramos la caminata de vuelta a nuestro auto para emprender el camino a casa ya que nunca nos alejamos de él. Una pequeña victoria más.

No es una revista, es un movimiento.