Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

55361
Deftones: Un último show después de la tormenta

Deftones: Un último show después de la tormenta

Cynthia
Flores

11/Sep/2014

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Pepsi Center WTC

Tláloc, el dios cuya efigie seguramente apreció Deftones en su visita al Museo de Antropología, no desató su furia la noche de ayer, al menos no como en Guadalajara, donde su presentación tuvo que ser cancelada debido a la tempestad; la catarsis no sería interrumpida y el Pepsi Center WTC comenzó a ocuparse desde temprano.

La serpiente de gente se disipó en el interior del inmueble y Chino Moreno hizo brillar sus "Diamond Eyes"; aquí nada provocaría que los gritos se ahogaran en agua, que las fuerzas de la naturaleza disolvieran la multitud. Se escuchó el grito de guerra "guns, razors, knives" de "Rocket Skates" y la carrera apenas comenzaba.

"Be Quiet And Drive”, porque el camino es vida como decía Jack Kerouac, auguraba que muy lejos iba a llevarnos este viaje astral y eufórico. "Tempest" para calmar los ánimos y apreciar la nueva música del mensaje de amor inesperado en japonés: Koi No Yokan. "Swerve City" para enaltecer esta obra, la más reciente de Deftones que siempre es recibido con entusiasmo en estas lejanas tierras.

Finalmente, dos recuerdos del galope del pony blanco: "Feiticeira" y "Digital Bath", para sentirnos supremos; "Poltergeist", porque tanta furia nunca es suficiente: "I love you to death"; "Rosemary", para dedicar a almas ausentes. Gritos de mariachi de Chino y Sergio antes de "Passenger" y posteriormente "Change (In the house of flies)", porque no somos los mismos desde que Chi Cheng durmió para siempre, con "Around the Fur" que fue dedicada a su memoria y "Head Up" para que nuestras almas siguieran volando.

Y que el ser supremo al que le prendemos veladoras, ignoramos o rezamos mantras, quien quiera que sea bendiga a aquellos que nos ofrecen odas como "Minerva" seguida de "Root" para acercarnos al réquiem:"7 Words", el ímpetu adolescente y rabioso que sobrevive y necesitan desfogues con la guitarra de Stephen Carpenter acuchillando las sienes, con los impactos precisos de Abe Cunningham en la batería, los ambientes desoladores de Frank Delgado, con el entusiasmo y buen karma de Sergio Vega, y con la voz, el filo, el comando de Chino Moreno, quien refirió que se trataba del último show de la banda antes de meterse de nuevo al estudio.

Solo nos queda esperar por más música necesaria, mientras tanto nos quedaremos con este recuerdo que superó una tormenta, con las canciones de esta banda que quiebra distancias y con noches como esta, en las cuales nuestras penas se quedaron como ecos entre la multitud. Como bien lo dicta el hashtag: #Deftonesporvida.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

FOTO:

Cynthia
Flores