Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

29619
Tónica GDL - Día 2: Ejecución con Carga Emotiva

Tónica GDL - Día 2: Ejecución con Carga Emotiva

Gabriela
Oliveros @gabybllz

04/Ago/2013

Palabras faltan para poder describir lo que se vivió el segundo día del Encuentro Internacional de Jazz Jalisco. El concierto en la Expo Guadalajara ya pintaba para ser una explosión de emociones con los prominentes artistas que anunciaba, sin embargo, las sorpresas superaron espectativas. Desde tempranas horas había una larga fila para la entrada al evento y pronto los asientos se encontraron saturados, desafortunadamente, no todo fue miel sobre hojuelas y durante el cierre hubo fallas técnicas imperdonables.

La velada dio inicio cuando el sol despedía sus últimos rayos de luz con el acto de King Smith. La banda tapatía se mostró alegre, radiante y muy agradecida. Se deshicieron en el escenario tocando los temas de su más reciente produccción discográfica: Brincos Dieras, de la que se desprenden  temas muy bailables. El órgano a cargo de Omar Ramírez fue el instrumento que más brilló durante la presentación. La banda tapatía encendió los motores y puso al público en mood fiestero para ceder el escenario a otra agrupación de la región: Troker.

Los músicos que se presentarán el próximo año en el Festival de Glastonbury, encendieron el escenario en tonos rojos y púrpuras, sorprendiendo con la caótica mezcla de sonidos que se deslizan entre el funk y el jazz. Troker destilaba euforía y enorme placer de estar presentes en el show que ha puesto a Jalisco de cabeza. Gil Cervantes, reconocido trompetista y director de la GC Jazz Orquestra, no dejó de sonreir al tiempo que daba vida a enérgicas y lúdicas notas. En esos momentos, parecía que no habría mejor show que el Troker.

Afortunadamente, Iraida Noriega & The Groovy Band llegó para ejecutar una selecta lista de temas que fueron de lo romántico a lo introspectivo. La sorpresa mayor fue cuando la artista presentó a su “amigo y guía espiritual”: Erick “El niño”, MC capitalino famoso por su habilidad para el freestyle. El público se enamoró de la voz de Iraida, por todas partes se escuchaban halagos hacia ella. Lo que es un hecho es que el groove desenfadado de la banda fue la mezcla perfecta.

Enseguida, la magia de Joey DeFrancesco se apoderó del recinto, y junto a su pianista y baterista hechizaron hasta las almas más jóvenes. Niños y grandes se maravillaron al escuchar las bellas melodías empapadas de la alegría y de uno de los organistas más prolíficos de nuestra era. El clímax fue cuando las primeras notas de Sabor a mí se escucharon y el público complementó con la letra. Sin duda fue la ejecución con mayor carga emotiva.

Lo que no fue agradable fue la desatroza falla de audio de Kenny Garrett y su banda. Este show fue el más esperado de la noche y, por desgracia, dejó mucho que desear ya que el incríble saxo de Garrett no se escuchó. Los músicos tocaron impecablemente, pero los problemas con el sonido impidieron deleitarse con la frenética música. 

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Gabriela
Oliveros @gabybllz

No es una revista, es un movimiento.