Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

90556
Ceremonia 2016

Bruno
Muñoz Tittel @Bruno_Muti / Jaime Fernández @jaimefphoto

Ceremonia, un festival sui géneris.

El Foro Pegaso recibía nuevamente a miles de personas que desde muy temprano se dieron cita para disfrutar de un festival que ha aumentado su popularidad y lo diverso entre sus actos, conservando la esencia de traer a grandes alternativas de la música electrónica, el rap y el hip hop.

Los primeros beats corrieron a cargo de Yasupoipoi, quien abre el telón del Absolut Camp Roswell con esa cadencia que sólo el reguetón podría causar.  Pudo observarse en la decoración y los visuales de este domo una temática hentai, misma que causó sorpresa y morbo entre los espectadores.

Marineros, un par de chicas chilenas, dieron un toque dulce con un electropop bastante melodioso, pero se les notó el nerviosismo en ciertas desafinaciones al ejecutar sus temas ya que fueron las elegidas para inaugurar el Vans, Off The Wall Stage.

Corrimos a ver a Theus Mago quien, con un techno bastante agresivo, encendió mucho los ánimos a la par que Jesse Baez cantaba sus rimas del otro lado del festival que, a tan poco tiempo de haber empezado, volvía necesario refrescar la garganta, pues el sol caía a plomo sobre el asfalto y la sensación de quemadura sobre nuestro cuello y nuestra frente sugería ubicarse en alguna de las carpas para refrescarnos a la sombra.

Ceremonia-4

Mientras algunos aprovecharon su tiempo divirtiéndose en los carritos chocones de Virgin Mobile o en el Vans Shaken Waffle Mix, Los Blenders abrían el escenario Corona, un espacio muy colorido. Alemán y C. Tangana dividieron la decisión del público, al ser afines sus géneros musicales.

Salón Acapulco fue el anfitrión de la primera fiesta al aire libre que con su vestimenta brillante, música electrónica y psicodelia, quemaba más calorías entre sus muy felices espectadores -bueno, a decir verdad, creo que no sólo eso se estaba quemando-.

Ceremonia-27

El escenario Vans, ya con una mayor audiencia, recibía los versos de Álvaro Díaz, pero desafortunadamente los problemas técnicos y la mala ecualización no hicieron tan disfrutable su acto, por lo que mejor nos fuimos a dejar todo en la pista de baile al ritmo del hip hop, cortesía del colectivo Finesse All Stars.

Un momento de calma era necesario, y qué mejor que escuchando a Thundercat. Su admirable habilidad tocando el bajo y la pericia de su baterista fueron magníficos para interpretar música soul, dándonos paz a algunos y aburriendo a otros.

Ceremonia-64

La presentación de Classixx tuvo muchísimo contraste: tuvo un inicio flojo, no traía gran espectáculo visual y algunas personas se iban para ver a Superstudio o a Anderson .Paak, pero el hermoso atardecer y unas cuantas gotas de lluvia fueron el escenario ideal para que Classixx sacará lo mejor de su repertorio, poniendo a todos a cantar y a brincar con “Holding On”.

Un receso era necesario. Después de comer en una de las variadas opciones del foodcourt, fue momento de relajarnos con la música de Bob Moses y su trip hop atrapante. Ya con más pila, fuimos a presenciar un espectáculo impresionante, donde el drum and bass, el dubstep y el hip hop ejecutado por RL Grime nos causó una ligera demencia.

Uno de los momentos más esperados del festival fue la presentación de Gesaffelstein, techno industrial que impactó con fuertes beats nuestra cabeza, dejándonos un anhelo por volverlo a ver, ahora con un live set con mayor material visual.

Ceremonia-126

Después de mucho tiempo fuera de los escenarios, Titán regresa con una fórmula diferente, ritmos más densos combinados con hip hop y trip hop, conservando parte de su esencia sintética y rememorando grandes temas de antaño como “Mi Chica” y “Corazón”.

Flume, cargado con visuales impresionantes y ritmos downtempo con destellos de energía, le dio ese toque fino al evento, calentando motores para el headliner principal con el cover de “You & Me”.

Ceremonia-135

Todo el público hiphopero disfrutó mucho la presentación de NAS teniendo un lleno impresionante en el escenario, cierre ideal para este género en la programación del festival. Y con otro lleno, Disclosure dio un gran concierto con una ejecución pulcra, material visual bien producido y que terminó por consumir el resto de energía que nos quedaba.

Y al final, tanto Total Freedom como Z-Trip fueron los que dieron show para los guerreros que aún querían más fiesta, además de acompañar los pasos de quienes ya se retiraban.

Ceremonia 16 fue un evento sin igual desarrollado con esa gran energía que le caracteriza, con grandes talentos presentados, con un ambiente de fiesta infinita y con un mayor número de asistentes que en otras ediciones.

REDACCIÓN:

Daniel
Reyes

FOTO:

Bruno
Muñoz Tittel @Bruno_Muti / Jaime Fernández @jaimefphoto

No es una revista, es un movimiento.