43406
Glass Spells: Un virus infeccioso suelto en la pista de baile

Glass Spells: Un virus infeccioso suelto en la pista de baile

07/Mar/2014

Desde mi punto de vista, existen dos casos en los que la música puede ser evaluada. Por ejemplo, la mayoría de las bandas siguen una evolución de su sonido, buscan superar lo hecho en algún disco anterior o, si no es el caso, hacer algo diferente pero con el mismo estándar de calidad, descubriendo hasta donde pueden llegar y, en el mejor de los casos, lograr un disco que sea catalogado como su obra magna.

Por otro lado, hay bandas que buscan energizar y desatar la locura de los cuerpos dentro de una pista de baile; éstas no buscan entregar una obra maestra, sino contagiar y transmitir reacciones en el escucha. Esto no quiere decir que se requieren géneros electrónicos como el trance, sino música con sentido electrónico en la que el teclado, sintetizador y/o caja de ritmos llevan la base de cada canción sin descartar la utilización de guitarras, bajo y una desafiante voz.

Este es el caso de Glass Spells, antes conocidos como Therapist, una banda de tres piezas originaria de Calexico, California. El grupo en cuestión lleva a la pista elementos conocidos como el nu disco, dance punk, funk y energía, mucha energía que parece inagotable y es que cada tema del grupo parece tener más de lo que el cuerpo humano puede dar.

Poseen características similares con muchos de los nombres que dejaron huella durante década pasada y que son ahora referentes inmediatos. Glass Spells es capaz de destazar las cuerdas del bajo con la misma forma agreste que lo hacía The Rapture, su vocalista femenina tiene una potencia desaliñada e inficionada como la de Karen O y los Yeah Yeah Yeahs de Fever To Tell, pero su sentido bailable en la batería es tan exacto y preciso como lo hizo LCD Soundsystem a lo largo de sus tres discos.

Sobre esta misma corriente existieron grupos que murieron antes de ser conocidos, algunos de un solo éxito, pocos que llegaron arriba del promedio y apenas un puñado que lograron consagrarse, más Glass Spells tiene lo suficiente para no morir en el intento.

Mientras escribo esto suena en el estéreo Heart Beats, el EP de Therapist; y "I Feel It", un nuevo tema que tienen bajo el nombre de Glass Spells. Juro que he pasado más tiempo moviendo los pies que escribiendo y es que la conjunta de ritmos, cantos y cada ángulo de los instrumentos de cuerda son tan infecciosos que es imposible portarse indiferente una vez que se pulsa el botón de play.

No es una revista, es un movimiento.