174095
A 50 años del Led Zeppelin III de Led Zeppelin

A 50 años del Led Zeppelin III de Led Zeppelin

El martillo de los dioses sigue vigente a los 50.

Dicen que 50 años es una excelente edad para una botella de vino, es posible decir lo mismo para un disco de Led Zeppelin. Su tercera producción discográfica, titulada simplemente III, alcanzó los 50 años desde su lanzamiento, un 5 de octubre de 1970.

A solo un año de su formación, la banda estaba exhausta, pero con hambre de cambio, en 1969 realizó sus primeros dos álbumes y recorrió una multitud de países. Su propuesta de hard blues y hard rock sonaron al volumen más alto, durante la extinción de la era hippie y el comienzo de los tiempos del heavy metal.

Para el proceso creativo del que derivó Led Zeppelin III, los británicos se tomaron con calma las cosas, decidieron irse lejos de la ciudad y se instalaron en un sitio pacífico, sin energía eléctrica ni agua corriente.

Ese ambiente influyó en el grupo y es notorio en este disco, donde predominan las guitarras acústicas y se combinan piezas de rock directo con temas suaves de folk.

El disco comienza con un rock épico, “Immigrant Song”; vikingos dando pelea, una línea de bajo galopante, el grito imposible de Plant, y un giro inexplicable, Page no hace un solo de guitarra en el tema.

Este tema fue usado por primera vez en cine en School of Rock, de Richard Linklater, gracias a una estrafalaria petición de Jack Black hacia la banda, que puede observarse en el DVD de la película. Luego fue retomado en Thor: Ragnarok, durante la escena climática del filme de Taika Waititi. Led Zeppelin es uno de los grupos complicados a la hora de ceder su música al cine o a otros medios.

A partir del segundo tema del disco, aparecen los cambios, “Friends”, un tema acústico y con arreglos de cuerdas por John Paul Jones. La canción se enlaza lentamente, pero sin cortes, hacia una figura de guitarra de Page que sirve como templete para “Celebration Day”, otra vuelta al rock puro, sin mayores dificultades, solo el disfrute.

“Since I've been loving you”, es la canción que le sigue, un blues que rebasa los siete minutos, en el cual Page produce magia comandando su Gibson Les Paul y Jones se sienta a tocar un órgano Hammond. Aquí escuchamos a Plant mendigando por un amor indolente.

Con un ritmo imparable a cargo de Bonham en las percusiones, el disco continúa con los amplificadores encendidos con “Out on the Tiles”, canción que fue versionada por Blind Melon en los años 90, con buenos resultados.

Otro remanso aparece en temas como “Gallows Pole”, donde destaca el sonido de una mandolina a cargo de Jones, y, “Tangerine”, una balada acústica que fue usada en la película Almost Famous, de Cameron Crowe.

El álbum cierra con otras tres canciones dominadas por el sonido acústico: “Thats the way”, “Bron-Yr-Aur-Stomp” y “Hats Off to (Roy) Harper”, una tercia de reinas que le gana a cualquier par de cuatros. Así se las gastaba Led Zeppelin hace medio siglo y la música sigue intacta.

No es una revista, es un movimiento.