192097
A 40 años del 'Speak & Spell' de Depeche Mode

A 40 años del 'Speak & Spell' de Depeche Mode

La visión muy particular del llamado “mago de los sintetizadores”.

Al comienzo de la década de los 80 el mundo experimentaba cambios vertiginosos en todos los ámbitos, y la música no era la excepción: a finales de 1980 Joy Division mutaba en New Order, luego de que Ian Curtis decidiera quitarse la vida. Mientras tanto, el llamado “camaleón del rock”, David Bowie, publicaba Scary Monsters, uno de sus discos más icónicos. Meses después, en 1981, MTV sacudía a la industria del entretenimiento programando videoclips 24 horas al día, algo nunca antes visto. Ese mismo año, en Basildon, al sur de Inglaterra, cuatro adolescentes con apenas un año de militar en una banda llamada Depeche Mode, hacían su debut con el álbum Speak & Spell, y así se comenzaba a escribirse el primer capítulo de una larga y fructífera historia musical que pervive hasta nuestros días. 

Depeche Mode estaba integrado en un principio por Dave Gahan, Martin L. Gore, Vince Clarke y Andrew Fletcher, quienes luego de tocar la puerta de varias disqueras, por fin lograron llenarle el oído a Daniel Miller, mente creadora detrás del legendario sello británico Mute Records.

Speak & Spell fue grabado y producido por Miller en los Blackwing Studios, en Londres, y lanzado el 5 de octubre de 1981 en Reino Unido y en Estados Unidos. Incluye 11 tracks escritos en su mayoría por Vince Clarke, excepto “Tora! Tora! Tora!” y “Big Muff”, cuyos créditos corresponden a Martin L. Gore

El disco generó opiniones encontradas en la prensa especializada, sobre todo en Inglaterra, en donde la credibilidad de Depeche Mode estuvo en entredicho sobre todo en sus primeros años. Fueron tildados de ser un grupo plástico que hacía música para adolescentes. A pesar de ello, tres singles lograron colocarse en las listas de éxitos ingleses: “Dreaming Of Me” que escaló al puesto número 57, “New Life” se coló al lugar número 11 y “Just Can't Get Enough” se posicionó en el número 8

Sin embargo, a cuatro décadas de haberse publicado el álbum debut de la banda, y en el entendido indiscutible de que Violator y Songs Of Faith Of Devotion son consideradas sus obras cumbre tanto por los mismos integrantes de la banda, como por sus fans y la prensa, se puede afirmar que Speak & Spell es un álbum surgido del imaginario creativo de Vince Clark. El LP representa la visión muy particular del llamado “mago de los sintetizadores”, con tracks plagados de melodías pegajosas, acompañados de letras que por momentos rayan en la superficialidad, fórmula que explotaría más a fondo en sus proyectos personales como Erasure y Yazoo.

Speak & Spell, fuera de los tres tracks que lanzaron como sencillos y del tema “Tora! Tora! Tora!” compuesto por Martin L. Gore, es un álbum desigual, con algunos destellos de la genialidad que más adelante encontraríamos en gran parte de su discografía, sobre todos en los dos discos arriba mencionados, en los que por cierto, dejan atrás su etapa cien por ciento electrónica de sintetizadores y cajas de ritmo, para dar paso a la antes relegada, guitarra eléctrica.

Luego de que Vince Clark abandonara la banda a finales de 1981, muchos daban por muerto a Depeche Mode, sin embargo, ocurriría lo contrario, la mejor versión de la banda estaba por llegar. Alan Wilder al poco tiempo se sumaría a sus filas, primero como músico de apoyo y después como integrante definitivo, redireccionando el sonido de la banda por senderos más complejos, experimentales e introspectivos. Mención aparte merece la figura enorme de Martin L. Gore, quien se convertiría a partir de A Broken Frame, segundo disco del grupo, en el motor creativo, responsable de elevarlos al olimpo en donde se encuentran las bandas y artistas que han marcado un antes y un después en la historia de la música pop mundial. 

No es una revista, es un movimiento.