189940
A 20 años del 'Get Ready' de New Order

A 20 años del 'Get Ready' de New Order

Recordando Get Ready, álbum de New Order que cumple 20 años.

Han pasado dos décadas desde que el álbum Get Ready de New Order salió a la luz. Fue el séptimo disco de la banda que fue el primer material que lanzaron en ocho años después de Republic en 1993; además, fue el penúltimo álbum antes de tomarse un descanso de otros ocho largos años que terminaría en 2013, con la producción llamada, Lost Sirens.

Son 10 las canciones que conforman Get Ready, las cuales enfatizan los aspectos compositivos del sonido de la banda, que hicieron de ellos, una de las músicas de baile más trascendentes de las últimas dos décadas. Es el primer disco que se sale de todo el contexto de synth pop por el cual New Order es comúnmente conocido.

Recordemos “Crystal”, la canción de dolor y despecho por excelencia con la que abre el álbum, mantiene de principio a fin ese riff de energía con sonidos garage. El grupo tiene una constante durante la mayor parte del disco, y encuentra sincronía la mayoría de las veces, especialmente en la pista "Primitive Notion". Los sintetizadores de Gillian Gilbert, bañan la canción en oleadas, mientras que la batería y la programación de Morris la impulsan con ritmos frenéticos y cargados de punch.

Le siguen acertadamente "Slow Jam", “Someone Like You” y “Close Range” con sonidos de sintetizador muy característicos en sus creaciones e indispensables para bailar al son de New Order, como lo saben hacer. Hay colaboraciones dentro del álbum en dos pistas; la primera en “Rock The Shack” al lado de Bobby Gillespie y Andrew Innes, integrantes de Primal Scream y grandes amigos de la banda, y la segunda, en “Turn My Way” junto con Billy Corgan.

La balada final, "Run Wild", cargada de cuerdas, es una canción de amor acústica, tierna y melancólica. Es sorprendentemente un cambio de 180 grados a un disco tan movido, catártico y pesado con letras que muestran una honesta devoción por un amante. El teclado de Gilbert se mezcla con el arreglo de cuerdas que lleva al estribillo alegre de “buenos tiempos a la vuelta de la esquina”, palabras que insinúan un optimismo para el futuro que rara vez aparece en los tracks de la banda.

Get Ready, se siente como un buen disco a pesar de todos sus nuevos sabores. Reúne un conjunto de temas consistentemente gratificantes y agrega otro gran álbum a su repertorio. El enfoque de la agrupación demuestra cómo son capaces de estar dentro de los favoritos del género, y que hoy en día, son recordados por recibir análisis generalmente positivos de los críticos musicales. Tal vez New Order ha hecho mejores discos, pero no muchos con tanta carga emocional y el ruido expansivo para llevarlo a cabo. Esta producción es el sonido de una gran banda que se libera de su pasado ante tus oídos.

No es una revista, es un movimiento.