133746
A 20 años de ‘The Miseducation of Lauryn Hill’

A 20 años de ‘The Miseducation of Lauryn Hill’

El álbum debut de Lauryn Hill está cumpliendo años, checa cómo es que se convirtió en una lección de vida para todos.

Desde los años 70 el hip hop ha cosechado diversos exponentes en su mayoría masculinos, pero ¿quién habla de las mujeres? Sabemos de la existencia de Mercedes Ladies, grupo pionero de música urbana; Lil' Kim quien se dio a conocer gracias a Junior M.A.F.I.A. y logró despuntar como solista y así una lista extensa que han representado el girl power.

Pero hubo un personaje clave que influenció a tu rapera favorita de la actualidad, llámese Nicki MinajIggy AzaleaAzealia Banks o hasta Cardi B.

Hablo de Lauryn Hill, cantante, productora y actriz que con un solo álbum hizo que el género urbano en las mujeres fuera tomado de manera seria. Su LP The Miseducation of Lauryn Hill fue lanzado un 25 de agosto de 1998 y a partir de ahí la historia del hip hop y el rap femenino sería distinta.

No solo generó ventas superiores a las 19 millones de copias físicas y cinco grammys en una noche. Sino que siguió su línea, el decir lo que sentía con algo que en algún momento llegaría a odiar, la industria musical y darnos algunas lecciones antes de que mucha gente quisiera "educarnos" por simple moda.

Cada track tiene su propia historia y nos introduce a la mente de una chica de apenas 23 años en el que la madurez, experiencias y su alto grado de conciencia eran evidentes. Dedicatorias a relaciones fallidas, la advertencia sobre lo que somos capaces de hacer mujeres y hombres, el feminismo y una carta a su hijo Zion Marley, cuya vida estuvo en juego por la disquera de Hill.

A continuación una breve historia de la creación de este LP y algunos temas que sin duda cambiaron la vida de Lauryn Hill y por supuesto la de amantes de la música.

El disco está inspirado en el libro The Mis-Education of the Negro, un material que trata sobre la independencia de los afroamericanos como personas y no como una comunidad segregada. El material contó con la participación de Ras Baraka quien funge como profesor en la introducción del disco y en algunos interludios. La idea de la aparición del también poeta era simple: mostrar el papel rebelde de la también ex integrante de The Fugees en una escuela que representa una metáfora sobre la vida.

De igual manera, la también MC ocupó esta placa como válvula de escape para dar un mensaje claro sobre la industria musical o al menos eso refleja en el track "Superstar", donde hace una crítica a las personas que no realizan hip hop de forma genuina sino por unos cuantos miles de dólares (también podría aplicarse en cualquier otro género) y cómo es que las personas que impulsaron su carrera en algún momento buscaron hundirla.

Siguiendo con su lección de vida para las nuevas generaciones nos habla sobre el desamor, para muestra “Lost Ones” y "Ex-Factor". El primero fue dedicado a una ex pareja en el que utiliza casi 6 minutos para sacar a base de rimas cosas que no funcionaron en la relación como la comunicación, el egoísmo y hasta el éxito que al final de cuenta no le sirvieron porque Lauryn simplemente lo botó. 

El segundo fue más directo a Wyclef Jean, su ex compañero en The Fugees, en el que con la primera línea dice bastante de su relación. “It could all be so simple, but you'd rather make it hard, loving you is like a battle, and we both end up with scars”.

Uno de los temas más emotivos es "To Zion" en el que la originaria de East Orange dedicó unas líneas para su hijo, del mismo nombre, en el que menciona que algún día entenderá porqué es la persona más importante en su vida, a pesar de que le dieron la opción de abortar. En la guitarra la acompañó Carlos Santana.

El disco contiene temas R&B, hip hop y rap, de este último nos regaló "Final Hour", un track que mezcla arpas, trompetas y rimas bien estructuradas para darnos un ejemplo de que lo superficial en un momento se acaba por mandato de Dios, una metáfora sobre aprovechar cada instante de la vida.

Si nos ponemos a analizar track por track, sin exagerar, saldría una tesis sobre todo lo que la cantante quiso proyectar sobre una sociedad como la estadounidense y no solo de esta, sino en general para adelantarse a situaciones de las que apenas la llamada "generación ofendida" está plasmando en sus redes sociales.

Sin duda un material que aún no ha sido superado y que ha aparecido en forma de samples como muestra de respeto a Ms. Lauryn Hill. Te dejamos el disco completo para que tomes la única clase que impartió y la consolidó como leyenda:

No es una revista, es un movimiento.