Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

67597
White Lies: De mujeres, mentiras y maternidades

White Lies: De mujeres, mentiras y maternidades

Mentiras blancas es la curiosidad de la presente muestra: se trata de una película de época filmada en Nueva Zelanda, basada en un relato corto del escritor oriundo de esa región, Witi Ihimaera (autor también de La leyenda de las ballenas, un éxito internacional) y dirigida por una directora mexicana de origen judío, que por circunstancias de la vida tuvo que emigrar a esos lares: Dana Rotberg.

La historia inicia con una terrible masacre de una tribu maorí perpetrada por colonizadores europeos. De esa matanza solo sobrevive una niña, que con el pasar de los años se convertirá en Paraiti, una curandera que se especializa en atender a parturientas. Y justamente por ello, es buscada por Maraea, una nativa que trabaja para la señora Rebecca Vickers, una opulenta y altanera mujer que requiere la asistencia de la sanadora para que le ayude a terminar con un embarazo no deseado que pone en entredicho su reputación y constituye una amenaza para su posición social y económica. En principio, Paraiti se niega, pero un vuelco del destino la llevará a reconsiderar su decisión, buscando reparar un daño que considera su responsabilidad y compensar a la “Madre Tierra” con ello.

Mientras Paraiti lleva a cabo su plan, y conforme se le permite entrar a la intimidad de la señora Rebecca y su sirvienta y aumenta su convivencia con ellas; se entera de una serie de mentiras que exponen una serie de conflictos raciales, morales y culturales. Estos conflictos aumentan la tensión entre los personajes, ya que mientras la curandera es una defensora de las tradiciones y costumbres de su pueblo y busca preservarlas; Maraea busca desesperadamente distanciarse de ellas y aferrarse a toda costa a las costumbres y modo de vida occidentales, no importando que haya tenido que tomar algunas decisiones cuestionables y poco éticas para conseguirlo.

Así, desde estas contrapuestas posiciones, Rotberg desarrolla un drama intimista, que aborda temas como la maternidad, la identidad, el racismo y la libertad de elegir. Sobre todo lo último, ya que en distintos momentos de la trama, este trío de mujeres tendrá que tomar sus propias decisiones sobre como proceder con este embarazo, y asumir las consecuencias (benignas o funestas) que se desprendan de ello.

Este film también forma parte de la 58 Muestra Internacional de Cine.

No es una revista, es un movimiento.