75811
Misión Imposible: Nación Secreta

Misión Imposible: Nación Secreta

03/Ago/2015

¡Misión cumplida!

Antes de que tengan la idea de volver a ver otra edición más de “El Show Mágico y Musical de Tom Cruise y Amigos”, piénsenlo dos veces. Ok… la quinta Misión sí es un poco de eso, pero con una revitalización a la fórmula de la saga y al género de espías que ya le hacía falta.

No es para menos, ya que hay siete películas de espionaje para 2015 (entre ellas la esperada Spectre y la gloriosa Kingsman: El Servicio Secreto), pero Cruise y compañía se encargan de entregar una cinta cumplidora más allá del deber.

Su sinópsis, si deciden leerla, es la de un Ethan Hunt (Cruise) más oscuro e incierto, pero no menos cansado. Cuando la CIA decide desmantelar la FMI (Fuerzas de Misión Imposible), Hunt y su equipo se quedan a la deriva en el peor momento, ya que el Sindicato – una suerte de FMI enemiga – busca crear caos y dominar al mundo a base de catástrofes y engaños. Con la certeza de que se enfrentará a su peor enemigo y a una misión realmente imposible, Hunt se sale del radar de sus superiores y buscará enfrentarlo con mano propia… y un poco de ayuda de sus amigos.

Cuando la serie debutó en los años sesenta y era más un caso de actuación en ensamble y dilemas complicados, para nada estaba vislumbrada como sinónimo de secuencias de acción elaboradas y Cruise corriendo en cámara lenta con palomas alrededor. La primera cinta de la saga, allá por 1996, seguía un poco esta tendencia más seria y cerebral, sin tanta pirotecnia.

Eventualmente, las películas fueron medios primordialmente para el lucimiento del pequeño Tom y nada más. Gracias a Brad Bird (quien dirigió la cuarta) y a Christopher McQuarrie, la saga vuelve a sus raíces de espionaje clásico sin desechar las maromas y combates que se han vuelto la especialidad de Cruise. Sobra decir también que el histrión sigue y seguirá siendo la razón por la cual vemos estas misiones en el cine – su calidad y presencia siguen siendo algo para maravillarse.

No es una revista, es un movimiento.