43054
Se levantó el viento en plaza Santo Domingo #FICUNAM2014

Se levantó el viento en plaza Santo Domingo #FICUNAM2014

28/Feb/2014

Kaze Tachinu

Hayao Miyazaki

Hideaki Anno, Miori Takimoto, Hidetoshi Nishijima

Japón, 2104

Toho / Touchstone Pictures

Otra consagración de la animación japonesa fue ofrecida este jueves 27 de febrero en la Plaza Santo Domingo del Centro Histórico, cortesía del maestro Hayao Miyazaki y su nueva pieza, Se Levanta el Viento (The Wind Rises, 2013), con el fin de inaugurar la cuarta edición de FICUNAM.

La cinta se centra en la historia detrás de Jirō Horikoshi, creador del aeroplano Zero, emblemático modelo de combate, feroz viento kamikaze, que tiempo atrás impactó su oscura faz contra la base estadounidense de Pearl Harbor. Así es, la película remueve espinosas fibras históricas sobre el pasado fascista del Japón.

Horikoshi, quien en la animación es representado como un sensible y soñador ingeniero aeronáutico, llegó a idear varios aviones militares que lucharon contra las fuerzas de Estados Unidos. Ésta que se anuncia como la última gran obra de Miyazaki, su retiro como creador, principia su narración desde la niñez del ingeniero Horikoshi hasta el fin de su carrera en la historia de la aeronáutica.

The Wind Rises se centra en un pasaje oscuro de la historia del Japón que, a partir de una luminosa mirada y estética fantástica, Miyazaki reconstruye desde su sensibilidad para mostrarnos con ello que incluso los grandes monstruos de la historia pueden ser confrontados desde el arte. Al mismo tiempo, el director de El viaje de Chihiro (2005) y La princesa Mononoke (1997) pareciera querer decirnos que detrás de todo cuento de horror existe un relato humano esperando por ser narrado; tal es el caso de la aventura del ingeniero Jirō Horikoshi.

La película está inspirada en la novela homónima Se levanta el viento de Tatsuo Hori y en el manga que previamente hizoMiyazaki. Si bien ésta animación se aleja todavía más, a diferencia de obras de este creador, de ser un producto para niños, tiene un magnetismo capaz de atrapar tanto a menores como a adultos; fascinación que siempre han logrado conseguir los entrañables relatos de este autor.

Aunque, como también señalo Eva Sangiorgi, directora de FICUNAM, esta animación no fue hecha para niños, quizás en eso consiste el gran encanto de los trabajos de Miyazaki, en que a pesar de no ser planteados como piezas para menores de edad, estas caricaturas no pueden evitar ese poderoso diálogo con el mundo de la niñez, ya sea la del espectador adulto o con la de cualquier niño.

De tal manera, si Porco Rosso (1992) nos llevó a volar entre mundos surrealistas (que mantienen intertextualidades con la historia universal), donde los animales hablan e incluso pilotean aviones de guerra, The Win Rises nos regresa a la historia real, en la que un ingeniero soñador lleno de ilusiones, cual personaje de Calderón de la Barca, diseñó los funestos aviones de guerra que hubieron de sellar el destino y las trágicas leyendas del pasado japonés. En ambos casos el laberinto de la imaginación deleita al espectador.

Así, con una plaza a reventar (con más de 3 mil asistentes), el viento de Miyazaki se levantó en el centro histórico de la ciudad de México para inaugurar otra nueva entrega de FICUNAM y dejar los ojos de los cinéfilos volar libremente sobre el lienzo de la pantalla.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

No es una revista, es un movimiento.