174849
Travis  — 10 songs

7

Travis
10 songs

BMG / 2020

Artista(s)

19/Oct/2020

Encuentra tu refugio en la añoranza, melancolía y el amor por la familia.

El tiempo corre demasiado deprisa y hay que aprovechar los momentos que nos regala la vida. Francis Healy tiene la fortuna de ser padre desde hace 14 años, y el amor por su hijo lo ha llevado a tomar diversas decisiones que con el tiempo, han afectado y nutrido su desempeño profesional con Travis, la banda que el mismo lidera desde la década de los 90. A partir del 2006, el cantante tomó la decisión de ver crecer a su hijo, y dedicarle la atención que a él le hizo falta. La paternidad y el amor, son dos temas que abrazan a 10 songs, el noveno álbum de estudio de la agrupación escocesa.

BMG recibe esta nueva entrega tras cuatro años sin música nueva. Desde el lanzamiento de Everything at Once (2016), la banda emprendió en una gira promocional que terminó el año pasado. Durante este tiempo el cuarteto comenzó a desarrollar la maqueta de su nuevo material, mismo que hoy se ve plasmado en una fuerte dosis de melancolía y nostalgia, que compaginan a la perfección con el caótico año 2020.

Travis expresó que 10 songs es un álbum sencillo, que busca principalmente que te olvides de los malos ratos, rías, e incluso llores durante toda su reproducción. La premisa se empieza a cumplir al sonido de "Waving At The Window”, el tema de apertura de este LP. Las notas del piano se complementan a su vez con el fino y rítmico sonido de la batería en un inicio tranquilo y conmovedor que habla de las despedidas y la desesperanza. Posteriormente llega “The Only Thing”, a dueto con Susanna Hoffs (The Bangles), una colaboración que surgió por el cariño que la agrupación le tiene a la cantante y a su voz, que en palabras de los intérpretes, “ella tiene una belleza añadida”. El violonchelo y el violín son de suma importancia para este track que le habla al recuerdo de los buenos días cuando existía el amor.

Si algo caracteriza a la agrupación es que sus temas están compuestos principalmente por la guitarra acústica, instrumento que le da cierta simpatía y vibra a cada una de sus melodías. Al ser su ya tradicional sonido, era evidente que lo implementarían en este material. La banda regresa a sus inicios con “Valentine”, un tema de gran impacto que bien podría ser algo que encontraríamos en su álbum debut Good Feeling (1997). El tema explota transcurridos escasos segundos, entregando una pista llena de fuerza que contrasta su mensaje: soltar a una persona especial.

“Butterflies” es una melodía tranquila y relajante que habla de cómo puedes perder el tiempo y no aprovecharlo. Otra de las premisas de Travis para 10 songs es cambiar tu mente y salvar tu vida. Si algo define al álbum es la nostalgia con el que está realizado, un reflejo más de ello es “A Million Hearts”, una melodía a piano.

Lo agridulce de la vida.

Fran Healy decidió tomarse su tiempo para meditar a profundidad los sentimientos que estaba experimentando, y reflejarlos en su nueva entrega. El productor Robin Baynton le ayudó a intensificar su concepto que sobre todo, profundiza la idea de cómo seguir adelante para no estar siempre detrás de tu propia sombra, algo que más adelante podemos escuchar en uno de los temas más rítmicos del disco, “A Ghost”, que incluye riffs de guitarra parecidos a “Side” tomado de The Invisible Band (2001), el cual complementó con un animación realizada por su hijo Clay.

El amor también tiene su ciclo y este culmina algún día. “All Fall Down”, es un tema en acústico que nos habla de lo agridulce de este sentimiento. El dramatismo llega al ritmo de “Kissing In The Wind”, un conmovedor track compuesto por un violín y un violonchelo.

El final de 10 songs se presenta a piano con “Nina’s Songs”, una de las mejores canciones del disco que con su aire esperanzador aborda el tema de la paternidad de una manera única, mientras que “No Love Lost” te llena de abatimiento cuestionándote ¿realmente perteneces a este mundo?

La banda comprende que no es su mejor producción, solo espera que encuentres tu canción dentro de todas las melodías. "Cuando conectas con una canción sientes como si hubieras tomado una pócima mágica", Travis.

No es una revista, es un movimiento.