116057
The Pains Of Being Pure At Heart — The Echo of Pleasure

8

The Pains Of Being Pure At Heart
The Echo of Pleasure

Painbow Records / 2017

Artista(s)

The Pains of Being Pure at Heart

La capas atmosféricas de Pains Of Being Pure At Heart.

Conocemos perfectamente a lo que suena The Pains Of Being Pure At Heart. Tenemos muy claro que su sonido se maneja entre lo dulce y melancólico. Para The Echo of Pleasure los oriundos de Brooklyn confirman su sonido a través de lo profundo y tierno de sus notas.

Con un Kip Berman más maduro, sensible y reflexivo, este nuevo material representa una etapa de consolidación para la banda pues notamos que las canciones fueron hechas desde un punto más armónico. Caso similar a lo mostrado en Days Of Abandon; en donde conocimos a unos Pains llenos sutileza y confianza emocional.

“My Only” es la primera canción del disco, teniendo por momentos varios fragmentos que nos remiten a su etapa en Belong. Adentrarse a la música de los chicos de New York es todo un reto pues siempre caerás en un conflicto emocional; pasamos de un indie muy suave en “When I Dance With You” a vivir tormentosos momentos de dolor en “Stay”.

Entre matices pop y un áspero rasgueo de guitarras, las melodías generan algo más que una empatía musical. “Falling Apart So Slow" es sencilla y sin pretensiones logrando expresar que las rupturas amorosas siempre duelen.

Una de las sorpresas de este disco fue la presencia de los pianos, los cuales generaron una potencia dentro de tracks como “Anymore” y “So True”. Poco a poco la banda ha adquirido nuevos sonido teniendo que recurrir a otros instrumentos.

Los fans de antaño encontrarán en “The Cure for Death” y en las ya mencionadas “Anymore”, “Stay” y “When I Dance With You” nuevos himnos para su colección. Mientras los nuevos seguidores verán en estas canciones una forma de conectarse con “Everything With You”, “Kelly”, “Anne With a E” temas imprescindibles para la agrupación.

Atrás han quedado los momentos de frenesí juvenil de su disco homónimo, ahora nos tenemos capas más maduras en cuestión melódica. Conforme han pasado los años, las forman cambian y los sonidos experimentan nuevos caminos de comunicación, mismos que The Pains Of Being Pure At Heart intenta transmitir a través de nueve canciones.

The Echo of Pleasure es sencillo y esperanzador, perfecto para un fría tarde de invierno o un dulce atardecer en verano. Si lo tuyo son los discos minimalistas, expresivos y con letras de dolor amoroso, este disco puede convertir en una de tus inspiraciones más recurrentes.

No es una revista, es un movimiento.