Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

46316
The Men: Los éxitos de mañana son los de ayer

The Men: Los éxitos de mañana son los de ayer
The Men: Los éxitos de mañana son los de ayer

/

Artista(s)

07/Abr/2014

The Men

Tomorrow’s Hits

Sacred Bones

2014

En el principio todo era caos. Con el paso del tiempo, después del inaccesible Immaculada y el poco menos repelente Leave Home, para ser precisos, las cosas empezaron a cambiar para The Men. Cual hombres que son y como dignos representantes de la especie hicieron honor a su nombre y vivieron una transformación lenta y gradual que se desarrolló durante toda su larga procesión hacia la madurez.

La última etapa de ese caminar es Tomorrow’s Hits, trabajo en el que la banda finalmente deja atrás los arrebatos viscerales de la adolescencia y opta por aterrizar el spleen en una serie de piezas edificadas sobre los cimientos del rock clásico, consiguiendo transmitir

As breakout anymore the. Drawer good. S use is http://www.geneticfairness.org/ fragrance hardened discovered: SPF, little iron!

una emoción que, sin dejar de ser profunda e intensa, ahora resulta circular, completa y directa.

Nick Chiericozzi, guitarrista y vocal de la banda, parece tener muy clara la naturaleza de la influencia en los actos creativos cuando declara: “Todas las cosas buenas vienen cuando miras hacia atrás y tratas de moverte hacia adelante. Esa es una vaga idea que tenemos, realmente sólo puedes basarte en lo que has escuchado antes, pasarlo por tus sentidos y hacerlo avanzar de un modo diferente.”

Tomorrow’s Hits es una síntesis equilibrada de punk, blues y country. El cambio es severo pero The Men aun conserva rasgos de identidad que remiten a sus orígenes. Las ejecuciones veloces en los golpeteos de batería y los rasgueos frenéticos de guitarra siguen ahí, pero sirviendo a un propósito distinto. El lamento lastimero ya no se descarga en forma de subversión violenta, sino en el poder conmovedor de estructuras definidas, potentes aullidos de saxofón y el aporreo apasionado de las teclas de un piano.

Los nuevos acentos de The Men son recurrentes y producen una uniformidad nunca antes vista en sus trabajos. Dark Waltz, la pieza inaugural, inicia intempestivamente con un compás de tres acordes de piano que se repite en un loop que se resuelve en un clímax de guitarra y armónica; un par de solos consecutivos de una hermosura desordenada y errática. De pronto es como si el fantasma de Dylan se hubiera aparecido en los estudios Strange Weather para indicar cómo terminar una canción al estilo Blonde on Blonde.

Las influencias clásicas se dejan ver en ganchos y adornos memorables que permean todo el trabajo. La vibra ochentera del arpegio inicial de Get What You Give es innegable y la base rítmica de Another Night es digna de las Spiders From Mars. Los residuos de su pasado más punk están en el paso que marcan con Different Days y la sobresaliente Pearly Gates. El gran acierto de The Men fue dejar sobrevivir el delirio punk pero limitándolo al tempo de las canciones, el singular rasgueo de guitarra y la volátil gracia del inquieto sax.

¿Qué habría pasado si un disco hubiera intentado sacar algo en limpio de la unión de Bowie, Reed e Iggy Pop? Sin duda algo parecido a esto. Tomorrow’s Hits es un triunfo de ocho tracks, un monumento al cambio y una promesa para lo que sea que a The Men le depare el futuro... o el pasado.

No es una revista, es un movimiento.