Log In

Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

141768
Sneaks — Highway Hypnosis

9

Sneaks
Highway Hypnosis

Merge Records / 2019

Artista(s)

Sneaks

01/Feb/2019

Highway Hypnosis, una travesía donde Sneaks deja atrás todo lo que conoce, excepto su propia naturaleza.

La artista estadounidense es, desde hace unos años, lo más interesante que le ha pasado a la escena del post punk, un género que se ha mantenido vigente pero que poco ha evolucionado desde sus inicios. Para muchos lo más innovador en el género son las bandas pertenecientes al revival, como Interpol y White Lies, pero no están ni cerca de lo que se escucha debajo de ellos.

Sneaks es una one girl band, una mujer orquesta que solo usa su bajo y una caja de ritmos para crear cosas increíbles, temas cadenciosos y desobedientes, que alteran los sentidos y sacuden un estilo que ya estaba acumulando polvo.

La música de Moolchan es inmediata y es agresiva, como si atacara a matar. Su impulso es el ritmo, pero su verdadera arma es su afilado canto que siempre cae con precisión. Así que no solo se trata de experimentar, soltar cualquier cosa y ver cómo resulta, pues para esta artista lo más importante no es destacarse o separarse de lo ya conocido, su objetivo es sentirse libre de toda norma y seguir conectando con el público, aunque sea de la forma más salvaje.

Iniciamos con el tema que le da nombre a su nuevo disco “Highway Hypnosis”, aunque esta es más bien una presentación. A pesar de eso podemos notar la agudeza rítmica de Sneaks y gusto por crear entornos decadentes. También es buen momento para dar las indicaciones de seguridad de este viaje, ya que la cantante jamás hace temas que duren más de dos minutos, pues su precisión también la hace breve.

Seguimos con “The Way It Goes” y aquí nos topamos con la primera sorpresa: la artista añade una nueva arma a su arsenal con los sintetizadores, aportando mucho a su sonido. Además, podemos ver un estilo que se acerca sin miedo y toma lo que quiere de la música electrónica y el hip hop. Crea su propio híbrido mientras habla de sus habilidades en el skate y suelta alaridos.

Con “Ecstasy” baja el ritmo y ahora se apodera del R&B, mientras más explora se va alejando de su forma original, Sneaks deja atrás al post punk pero le abre la puerta a todo el que se acerque. En la letra también vemos un cambio radical, pues hace de lado lo mundano y lleva su cabeza al espacio, a imaginar cómo sería tener tu propio planeta.

El erotismo en el sonido de la cantante siempre ha sido algo que está latente, pero jamás ha expresado sexualidad explicita, hasta ahora. Con “Suck It Like a Whistle” tenemos una combinación provocadora; una letra que sin ritmo sería inocente y que me recuerda mucho a “Les Sucettes” de Serge Gainsbourg.

“Addis” añade más a la formula y combina reggae logrando un ritmo que podría estar en loop una eternidad pero que solo dura minuto y medio. A veces la brevedad parece jugar en contra de Sneaks, pero siempre efectiva.

En Saiditzoneza la artista retoma algo de su viejo estilo y le añade un ritmo básico de hip hop. Es repetitivo pero no fatigante, mantiene esa sustancia llamativa de principio a fin, como la luz de un faro que solo da vueltas pero mantiene tu atención.

Sneaks domina sus ritmos y lo demuestra con “Money Don’t Grow On Trees” y “Cinnamon”, tracks que también cuentan con un tono de hip hop. Sin embargo, la artista modifica la cadencia y las lleva a su mundo estropeado, creando algo sugestivo y con detalles obscuros.

Para “Holy Cow Never Saw a Girl Like Her” volvemos a ver un destello de lo que era Sneaks, regresan los pesados bajos y las vocales que acribillan. Pero es solo eso, un chispazo, ya que en “Beliefs” retomamos el camino pausado y con voces armoniosas.

“And We’re Off” no es tan breve para los estándares de la cantante y ahora sí se desenvuelve por completo en un track de post punk. Incluso la edición cambia y escuchamos a la interprete bajo una producción lo-fi que desobedece todo el modelo de Highway Hypnosis. Pero no me malinterpreten, es absolutamente increíble.

Sneaks quiere dar sus últimos pasos mirando hacia atrás, diciéndole a sus fans que no se olvida de su otra persona, ese lado que la llevó a donde está. “A Lil Close” presenta todo su estilo clásico, pero “Hong Kong to Amsterdam” es una combinación de ambas personalidades, dejándonos con la idea de una combinación espectacular.

Puede que con Highway Hypnosis esta Sneaks esté cediendo a los sonidos más actuales, pero lo hace a su manera, dejando su marca en todo lo que toca. Sigue siendo emocionante y rebelde, pero añade objetivos al igual que reglas por infringir.

No es una revista, es un movimiento.