152780
Sleater-Kinney — The Center Won’t Hold

8

Sleater-Kinney
The Center Won’t Hold

Mom+Pop / 2019

Artista(s)

Sleater-Kinney

The Center Won’t Hold: Un álbum anti canon.

El sonido viene desde una fábrica o bodega abandonada, de inmediato toman protagonismo los metales, la batería de Janet Weiss, tercera integrante de Sleater-Kinney que junto a las voces de Corin Tucker y Carrie Brownstein se presentan: “I need something pretty / To help me ease my pain”. Es el tema número uno del noveno álbum de la banda estadounidense. Canción que termina muy arriba: gritos, guitarras pesadas y batería con dinamita. Caos industrial ejecutado por maestras.

The Center Won’t Hold es un disco que destaca por desmarcarse de lo establecido y por ser un largo grito contra lo políticamente aprobado. La banda en sí se desmarca de ese establishment. Integrada por tres mujeres honestas, directas, que no temen envejecer frente a su público. Algo que parece es prohibido en los cánones de la industria. En canciones como “Reach Out” o “LOVE” hablan de esto, de su postura frente al mundo musical.

En esta placa encontraremos diversas sorpresas musicales, en gran parte gracias a la camaleónica productora Annie Clark, que con sus aportaciones forma parte del alma de éste álbum de rock apasionado e inteligente. Aquí está el caos industrial del inicio del álbum o la canción “Can I Go On”, la más pop de esta propuesta: con una voz chillona y una guitarra distorsionada que hace de puente para unos coros soft que no molestan pues resultan interesantes dentro del radar sonoro de la banda. En “RUINS” aparece la canción mejor compuesta en cuanto a la armonía. Un viaje en carretera porque no es posible quedarse en el mismo sitio, sin importar la edad.

“Bad Dance” es una pieza muy particular, comienza con una alarma, por si algún despistado no ha puesto todavía toda su atención. Enseguida de la alarma llega el ataque de una combinación genial de voz, guitarra flameando y batería que marca con exactitud el ritmo, y por si fuera poco, aparece el verso que quizá más potencia tiene en The Center Won’t Hold. “Y si el mundo se acaba ahora / Entonces bailemos el mal baile / Hemos estado ensayando toda nuestra vida”. Brutal. Cómo no engancharse a ese mundo después de escuchar cantar esto.

Quizá el único punto malo es terminar de creer toda la propuesta, por momentos se escucha un tanto forzada, pero nada monstruoso como para abandonar las pistas.

Así, un espíritu en verdad indomable, consciente de sí mismo, arriesgado y magistral, atraviesa todo el disco. Sí, viene del punk, del rock, de Patti Smith, de The Ramones, se mezcla con pasajes con tintes pop que no quedan mal. Una placa que tiene anarquía y que es complicado compararla con algo similar, pues esta bandera de un trío femenino que se ha mantenido haciendo música desde hace tantos años y que se presenta fresco y sin ataduras, no es común.

No es una revista, es un movimiento.