88398
School of Seven Bells — SVIIB

8

School of Seven Bells
SVIIB

Vagrant / 2016

Artista(s)

School of Seven Bells

Nos despedimos de School of Seven Bells con el veredicto de su último disco.

Sueños lúcidos y una sensación constante de melancolía llenan de inicio a fin el cuarto y último disco de la banda neoyorquina School of Seven Bells, cerrando un ciclo de casi 11 años de trayectoria musical. Este álbum concluye el legado musical que dejó Benjamin Curtis ya que, previo a su deceso a causa de un linfoma, trabajó en conjunto con Alejandra Deheza para sacar a la luz esta compilación de nueve tracks que no quedó del todo concluido, por lo que Alejandra tomó las piezas que quedaron grabadas y las pulió para darle un fin digno a la obra.

Las suaves notas vocales destacan este proyecto, acompañado de los mismos elementos sintéticos a los que la banda nos acostumbró en sus anteriores producciones, y aunque no se innova mucho en el estilo rítmico de sus nuevos temas, se disfruta el álbum en su totalidad.

“Ablaze” inaugura un disco que emerge con gran energía, promoviendo que se rememoren viejas vivencias, seguido de “On My Heart” que nos habla de esas dudas que llegan a surgir dentro de una relación y que terminan disipadas por una promesa de amor (cero ideal para los love haters de febrero).

Ya habíamos tenido la oportunidad de escuchar el primer sencillo “Open Your Eyes”, donde resalta la nostalgia y la tristeza que albergó el proceso creativo de este disco a través de tenues notas y un ritmo calmado y constante.

El melancólico seguir del disco continúa de la mano de “A Thousand Times” y “Elias”, acompañado de texturas downtempo y riffs típicos del dream pop, para posteriormente tener un salto a “Signals”, canción que fácilmente podría ser remezclada en algún club nocturno de Zona Rosa.

El delay en la voz es un poco más notorio en “Music Takes Me”, tema carente de distorsiones y con gran protagonismo de los sintetizadores y teclados. Posteriormente, el álbum nos teletransporta a un espacio infinito, acompañado de “Confusion”, un tema súper denso, ideal para disfrutar de la hermosa voz de Alejandra y de los breves destellos psicodélicos que esta belleza de track contiene.

Y claro, una historia tan conmovedora  debe tener un cierre de oro, bien logrado con “This is Our Time”, canción que clausura con mucha gracia la aportación de School of Seven Bells a la música estadounidense. SVIIB es un disco bien logrado, que contiene lírica consistente y una temática clara, ligeramente opacada por la falta de continuidad en el ritmo del álbum y los cambios drásticos en el estado de ánimo que podría provocar.

No es una revista, es un movimiento.