191893
Poppy — Flux

7

Poppy
Flux

Sumerian Records / 2021

Artista(s)

Poppy

La compositora regresa con un nuevo ejercicio estilístico de guitarras.

Lo que inicio como una parodia del culto a las celebridades del internet, se ha convertido en algo que incluso para su autora no tiene definición propia. Moriah Rose Pereira mejor conocida como Poppy regresa con otro disco continuista, pero al mismo tiempo diferente al esplendido I Disagree (Sumerian Records, 2019); Las guitarras continúan, las letras ambiguas también, pero en el fondo es otra capa inesperada en la prolífica carrera de la también compositora.

Flux, es el nombre del nuevo disco en el que Poppy se concentra en hacer lo que mejor sabe: escribir y hacer melodías. En esta ocasión la producción corre a cargo de Justin Meldal Johnsen (Goldfrapp, The Mars Volta, Paramore) que sin generar algo precisamente innovador, destaca al crear una paleta musical acorde a los deseos y recursos de la cantante. Es un proyecto pensado en formato de banda clásica que no requerirá de artilugios excesivos al tocarse en vivo.

Tras dos discos instrumentales (uno de noise, otro de corte clásico) y uno de metal que le valió su primera nominación al Grammy, este trabajo se percibe como uno de transición, que se apoya de la nostalgia y que al mismo tiempo contiene la frescura necesaria para competir con sus contemporáneos, quienes intentan regresar los acordes de guitarra de los 90 al terreno comercial.

El álbum bebe de estilos como el alt rock, el grunge y pop rock de la década pasada, que sometidos al filtro Poppy,  terminan con resultados mixtos. El tema que da nombre al disco es otra joya más de su repertorio, va de un género a otro y es en su voz, donde encuentra el climax necesario para dejar sorprendido a quien lo escuche. So Mean es un tema por el que mataría la propia Avril Lavinge y dónde Moriah nos prueba que su voz también suena interesante cuando la lleva al otro extremo de su registro. “On The Level” es un track dónde las guitarras se escuchan bien trabajadas y el riff continuo del inicio hace que mantengas la máxima atención.

Si bien “Hysteria” nos recuerda a los temas producidos en el muy regular Am I A Girl? (2018, Mad Decent) aquí se siente fuera de lugar y baja un poco la energía previa en el disco. “Her” es otra de las aventuras con potencial para despegar en radios y que seguro en vivo cobrará más fuerza.

El disco cierra por lo alto, con una metáfora dónde el pasajero de un carro es el protagonista en “As Strange as it Seems”. En la última canción,”Never Find My Place” deja en claro que el día que ella se establezca en un solo sitio (personal y creativo) podría ser el fin de este proyecto, “Estaré a salvo si nunca encuentro mi sitio”.

Hace dos discos la cantante parecía llegar antes que todos al género que más tarde se ha vuelto la siguiente moda. Esta vez la artista ha hecho su tarea y ha llegado en tiempo a presentarla y aunque es singular en su presentación, está claro que en contenido e investigación pudo ser mejor elaborada. Pero así sucede muchas veces, no todas las aventuras resultan exitosas y justo como a ella le gusta: mientras tu escuchas este ciclo, ella se dispone a seguir avanzando.

No es una revista, es un movimiento.