182790
Orions Belte — Villa Amorini

8

Orions Belte
Villa Amorini

Jansen Records / 2021

Artista(s)

Orions Belte

15/Abr/2021

Lo nuevo de Orions Belte te lleva a experimentar lo que nunca has vivido.

La banda originaria de Noruega, luego de varios retrasos debido a la pandemia, está de regreso con el esperado sucesor de Mint, el disco que llevó a la agrupación fuera de las fronteras de su país, principalmente gracias al tema “Joe Frazier”. Ahora, Orions Belte tiene la oportunidad de afianzar lo que logró en el 2018 y dejar en claro qué clase de grupo es.

La banda no desea que comparemos Villa Amorini con su anterior material, pues muchas cosas han cambiado en estos tres años de respiro creativo. Me parece justo, pues con los 4 sencillos promocionales demostró que no es el mismo sonido y mucho menos es la misma banda. Sin embargo, hay cosas que no podemos dejar fuera, pues Mint fue un disco fascinante, de gran calidad sonora pero también con una narrativa y estilo diferente. Orions Belte no es una banda del montón y eso hay que tenerlo en cuenta en cualquiera de sus lanzamientos.

Iniciamos este viaje con “Bean”, un tema que no destaca mucho, es demasiado extenso, repetitivo y mantiene las aguas bastante calmadas. A pesar de eso, es una buena probada de lo que es Orions Belte en este punto, pues si bien no hacen un giro brusco en su estilo, sí se escucha un sonido más pulido.

En “Speakeasy” ya podemos saborear un poco más de lo que tiene que ofrecer la banda. El grupo se queda con esa esencia muy southwest que nos encanta, aunque nos manda a un lugar parecido al de “Joe Frazier”, el paisaje cambia con nuevas texturas y colores.

Con el tercer tema, “Conversations”, llega la primera colaboración de este disco: Shikoswe, una cantante también de Noruega y que lanzó su álbum debut en 2019, es la encargada de darle voz a este track. A pesar de que la banda trata de permanecer en su estilo, desde el primer momento, Shikoswe nos saca del camino con su vocales agudas y muy llamativas. Esta es una sacudida no solo destacada, pero también necesaria. Además, cabe destacar que este tema cuenta con una versión en español con Pau Sotomayor en la voz. Ella le impregna un estilo muy diferente, mucho más cálido y agradable.

how long is… cold pizza good for” es una de las canciones favoritas de la banda, tal vez por eso también es la más larga del disco. El tema está inspirado en las largas mañanas con resaca en las que solo quieres comer pizza fría y no te importa si cuánto tiempo lleva en la mesa o qué es lo que tiene. A partir de este punto nos damos cuenta de que, si bien las cosas han cambiado, Orions Belte aun tiene la habilidad de transportarnos a cualquier escena o momento que quieran.

La agrupación mezcla sus puntos fuertes como “Lotus” y “Dearest” junto a sus eslabones más débiles, como “What’s With You?”. Pero es esa combinación la que hace este disco tan homogéneo, las partes buenas y malas no se separan mucho. Claro que puedes tener tus favoritas, pero en realidad este es un álbum para escuchar completo y disfrutar.

La banda cierra con “We Should Stay Like This Forever” una canción que suena más a despedida que a un intento por aferrarnos al último suspiro de este material. La nostalgia y la tristeza son latentes, pero se mezclan con la satisfacción mientras la guitarra nos da el adiós como una mano agitándose a lo lejos. Es un cierre increíble.

Orions Belte en este nuevo disco demuestra que ha evolucionado, aunque solo sea una versión más grande y madura basta para convencer, pues también pone en claro que aún hay lugar para crecer.

Tras este nuevo material solo podemos pedir dos cosas a la banda: que puedan visitar México lo antes posible y que sigan con las colaboraciones con nuevas voces, pues le hacen mucho bien a su sonido tener ese ingrediente extra.

No es una revista, es un movimiento.