170755
Nicolas Jaar — Telas

7

Nicolas Jaar
Telas

Other People / 2020

Artista(s)

Nicolas Jaar

Tejido sonoro de atmósferas ensoñadoras.

Nicolas Jaar de forma bastante rápida y en este 2020 nos ha sorprendido con otros dos materiales, todos con diferentes sonido e incluso bajo su otro seudónimo Against All Logic. Con una apuesta a los sonidos ambientales y dejando atrás Cenizas donde la ruptura era el eje principal, ahora apuesta por la unión y la experimentación tanto instrumental como sonora, para presentarnos Telas

Este nuevo EP, compuesto por cuatro temas de más de 10 minutos cada uno Nicolas plasma como un hilo conductor sus sentimientos, logrando tejer una red sonora que fluye con atmósferas ensoñadoras, serenas y experimentales. Atrapando a la vista, cada una de las canciones que integran este disco comienzan con la letra “t”  logrando como una conexión no sólo sonora entre ellas y nos habla del concepto que este productor elaboró. Telas se convierte en un material ambient, que puede moldearse de acuerdo al estado de ánimo en que nos encontremos, un álbum compacto que gracias a sus diferentes colaboraciones encuentra un balance que no cansa. 

La potencia de un saxofón nos da la bienvenida a “Telahora” pero no pasan más de tres segundos cuando nos sorprende un quiebre, el crujir de un cristal, de un ente que deja que el sonido atrape todo a su paso.

Inmerso en un delicado espacio, que construye con pequeños sonidos sintetizados nos encontramos a “Telencima” una canción que fácilmente podía sonorizar el bosque de un cuento de hadas, gracias a los sonidos agudos y brillantes que se mezclan con su base electrónica, que para el final nos sorprende entre místicos catárticos y ruidosos que encuentran la calma y nos preparan para “Telahumo” .

“Telahumo” nos lleva a  espacios más conocidos llenos de glitch, que siguiendo la dualidad mostrada en los diferentes minutos en que este producto divide sus canciones, nos regala para la imaginación imágenes brillantes que difícilmente podrían pensarse en un inicio. 

Después de más de 30 minutos de sonidos experimentales, quebrados y detonante ruido, para cerrar este material Nicolas encuentra percusiones rítmicas para mover al cuerpo en “Telallás” pero no, no se trata de un tema bailable, se siente más como una reminiscencia a las danzas de la noche, del campo, de la naturaleza.

Telas se nutre de estos diferentes temas que bien podrían ser como ciudades sonoras que juntas forman este disco, interconectadas, cada una con un sistema y entes diferentes, que al final del día logran funcionar, pero no sorprenden, sobresaltan por momentos sí, pero mantienen una estable cotidianidad. Es tal vez por esto que Nicolas como buen productor electrónico, usa todo recurso electrónico y digital a su paso y acompaña a este álbum de un sitio web para explorar estos temas sonoros de forma visual, en un lúdico ejercicio que en esta cuarentena ayuda a pasar buenos ratos Visita http://www.telas.parts.

No es una revista, es un movimiento.