Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

172177
Matmos — The Consuming Flame: Open Exercises in Group Form

9

Matmos
The Consuming Flame: Open Exercises in Group Form

Thrill Jockey Records / 2020

Artista(s)

Matmos

02/Sep/2020

De los matices que se pueden hallar durante el caos.

Han pasado más de siete meses desde que inició la nueva década, y a estas alturas podemos decir que el 2020 figura como el inicio de una realidad postapocalíptica. Sin embargo, antes de que algo más suceda, el dúo estadounidense de música electrónica experimental —Matmos— nos presenta un nuevo material discográfico que empata con los diferentes matices que se pueden hallar durante el caos.

The Consuming Flame: Open Exercises in Group Form es una de las producciones más elaboradas de Matmos hasta el momento, ya que es el resultado de una colaboración con 99 artistas bajo la premisa de producir cualquier material rítmico al tempo de 99 pulsaciones por minuto (ppm). Con una duración de tres horas, este disco firmado por la disquera Thrill Jockey Records es un testimonio de la fascinante creatividad que habita en las mentes de M.C. Schmidt y Drew Daniel (miembros base de Matmos).

 

 

 

Todo comienza con “Cold Open”, que como su nombre lo indica, nos sitúa en una atmósfera ausente de calor humano. Con samples que bien pudieran sólo provenir de elementos no vivos. Poco a poco las pistas fluyen entre sí para ir y venir como parte de una misma pieza. Sin embargo, todo cambia al llegar a “Thyrsus”; los sonidos comienzan a recuperar temperatura y por ende, vida. Las transiciones se vuelven extrovertidas y los inicios y finales se disipan entre las 99 pulsaciones por minuto (ppm).

La segunda parte la abre “Adepts”, sencillo que nos adentra a una zona donde convergen diferentes matices sonoros. Es a partir de “Friendsylum” que los elementos comienzan a sentirse como partículas de luz y calma. Y es aquí donde encontramos “Io! Lavendar River Karez”, sencillo promocional del álbum y donde colabora la agrupación estadounidense de indie rock Yo La Tengo. De manera ascendente, la tensión comienza a subir hasta llegar a “Platformalism”, una pieza experimental que conjunta samples de plataformas de streaming como Netflix y HBO. Además de nombrar en repetidas ocasiones aplicaciones como Tinder, Tik Tok y Twitter.

“Blessed Order Of” es la pieza que abre místicamente el tercer bloque de este material discográfico. De sonidos eléctricos surge “Goodnight Loving Bose Ikard” con toques country. Este sencillo es el encargado de ser el preludio ideal para “Boomchicka”, una composición sonora que dura poco más de 13 minutos y que se percibe como el proceso de mutación hacia una realidad cyborg.

Pista tras pista van rompiendo entre sí para culminar la experiencia con “All of the Powers Lie Quiet”, canción que poco a poco apaga las luces de la ciudad caótica que se construye en las tres horas de The Consuming Flame: Open Exercises in Group Form.

En estos momentos, un álbum que dura tres horas puede percibirse como una locura. Sin embargo, es más bien un experimento del que pocos querrán ser testigos. A lo largo del tiempo, Matmos ha destacado por su enigmático estilo para hacer música. Nos hace abrir el debate a si la música puede provenir de todos lados; nos hace pensar en el arte del sampleo y también en la magia de la colaboración. Su esencia recubre en todos los aspectos The Consuming Flame: Open Exercises in Group Form y si aún no han sido parte de esta experiencia. Los invitamos a que se entreguen y divaguen entre los matices que se pueden hallar durante el caos.

No es una revista, es un movimiento.