77558
Mariel Mariel - Foto Pa Ti

8

Mariel Mariel - Foto Pa Ti
Mariel Mariel - Foto Pa Ti

Pan Dulce/Intolerancia / 2015

Artista(s)

Mariel Mariel

Flow latino fresco, desinhibido, divertido, sin ataduras en Foto Pa Ti de Mariel Mariel.

El pasado musical en Latinoamérica nos revela uno de sus más grandes secretos a los que le han dado la debida atención, y es que el hip-hop en esta parte del continente ha sido el que ha traído sonidos frescos, inventivos y modernos a la música popular, desde Chico Science & Naçao Zumbi (Brasil), El Peyote Asesino (Uruguay), hasta Control Machete (México), le han dado sabor al caldo a la composición, producción y han llenado de dinamismo a los sonidos, habiendo dicho esto, desmembremos ahora lo nuevo de Mariel Mariel.

Si bien esta extrovertida cantante y multi instrumentista no es rapera como tal, trae el flow en todo su ser, echándole candela con letras sabrosas, candentes, sexuales, liberando la música de los apretados lazos de la composición convencional, es así como en Foto Pa Ti, nuevas vibras, jugosas y divertidas suenan. ¿Por qué?, bueno nomás de primera escuchada nos damos cuenta de que las raras sensaciones de la voz son muy marcadas, por ejemplo, en “Talento Animal” y “La Mercancía”, que son las más atrevidas,  los agudos predominan, poniéndonos a pensar en su extraña visión de lo sensual, algo muy juguetón.

El segundo track, “Foto Pa Ti”, contiene riffs de guitarra interesantes y alucinantes, a mitad de la canción nos ataca un juego de ritmo entre percusiones y guitarra, abriéndose paso por nuestros tímpanos, que por un breve momento nos hacen olvidar la melodía de la voz contando una historia de fotos sensuales tomadas en cada lugar que visita esta chica atrevida, vaya, ¿qué mas queremos en una rola?

La teoría de las cuerdas es algo que lleva ya un buen rato atacándonos por doquier, creer en buenas y malas vibras no es algo tan descabellado cuando esta teoría nos explica que nuestros cuerpos son entes oscilatorios que vibran a velocidades extremas para formar algo solido y consistente, “Los Bajos Vibran En Mi Pecho” tiene algo de esto, pero enfocado a las vibraciones del amor, un corazón que vibra al mismo ritmo que otro, dos personas conectadas a este nivel es una idea muy bonita, pero si esta historia esta musicalizada con un popsito suave y una voz sensual adornada con un poquito de vocaloid, es aún más atrapante.

En fin, el álbum es una fiesta de 37 minutos y 11 canciones que traen consigo un par de sorpresas, una colaboración de Carla Morrison y un cover muy bien logrado a “Toque y Rol” de Juan Cirerol. Pásele a bailar y disfrutar de los sonidos de color neon.

No es una revista, es un movimiento.