Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

124520
Hollie Cook — Vessel of Love

8

Hollie Cook
Vessel of Love

Merge Records / 2018

Artista(s)

Hollie Cook

Leonardo
Vega

21/Feb/2018

Vessel of Love: una forma de amar y recordar.

Cuando hablamos de reggae se nos viene a la mente Jamaica, pero en otros países también se ha rescatado el sonido del sucesor del ska y rocksteady. Un claro ejemplo es Inglaterra, de donde provienen un sin número de músicos de calidad como la cantante Hollie Cook, quien en su reciente material Vessel of Love nos remonta al estilo reggae de los años 70, con sintetizadores y letras románticas que resultaron de una depresión.

Bajo la producción de Martin Glover, quién ha trabajado con bandas como U2Guns N’ Roses y en alguna ocasión con la desaparecida Dolores O’Riordan, este material también fue construido con algunos descartes de Jah Wobble —quien fuera bajista de la agrupación Public Image Ltd.—, según declaraciones de la también ex integrante de The Slits para Noisey.

Vessel of Love abre con “Angel Fire”, una oda al amor que nos habla sobre la pasión con la que solemos darlo, de la mano del sonido de la trompeta, lo tropical y psicodélico, mismo que te transporta a los clubes en los que puedes disfrutar de un cóctel y bailar al compás de la base que ha marcado al reggae por décadas.

Foto Facebook Hollie Cook

Sin embargo, no todo es dulzura en la placa de Hollie Cook, porque de pronto da un giro abrupto al tópico central y nos canta “Stay Alive”, tema que habla de cómo protegerse a la hora de querer demostrar los sentimientos. La cantante declaró que esta canción trata de “tener días malos” y de realizar acciones para sentirnos vivos.

Con una voz sensual –la también hija del baterista original de Sex PistolsPaul Cook— interpreta “Freefalling”, en donde nos transmite una sensación de angustia a rito de rocksteady, pero sin perder la línea rítmica de su tercera placa como solista.

El resto de los temas marcan una diferencia a sus dos anteriores trabajos, ya que se aprecia la madurez de la cantante de 31 años. El resultado, un acierto que sus seguidores y nuevos adeptos podrán degustar en los 10 tracks que lo componen. Sin duda, un disco que nos transporta en una montaña rusa de sensaciones, ideal para digerirlo en un fin de semana relajado o un momento sin presiones.

No es una revista, es un movimiento.