173549
Gus Dapperton — ORCA

9

Gus Dapperton
ORCA

AWAL Recordings America, Inc. / 2020

Artista(s)

Gus Dapperton

Expedición al mundo interior en lo nuevo de Gus Dapperton

El neoyorkino Brendan Patrick Rice, a.k.a. Gus Dapperton ha trabajado mucho después de lanzar varios puñados de sencillos que nos dejaron un exquisito sabor de boca, luego su primer LP Where Polly People Go to Read (2019), y ahora no solo ha lanzando sencillo tras sencillo de su segundo material discográfico, sino que fue una de los músicos que abanderaron la campaña #FeelOriginal de Skullcandy en junio, teniendo la misión de impulsar la salud mental a través de la música y diferentes modos de sentirse diferente.

Él sigue manteniendo su estilo, el cual lo ha marcado desde sus inicios como escritor y productor; el indie pop permanece en ORCA, además realiza su primera colaboración con una artista igual de independiente y subterránea, la australiana Chela que, a propósito del estreno, describe a GP como un gran genio bebé (y ciertamente lo es, con tan solo 23 años de edad).

El mundo exterior siempre tiene complicaciones y si a eso le sumamos las internas, es todavía más exasperante. Gus nos abre la ventana a su mundo íntimo en “Bottle Opener”, es un pase automático a sus pensamientos más profundos. El sonido melódico y su dulce voz nos dejan un mensaje muy claro: nunca nadie podrá entendernos más que nosotros mismos, en esa batalla constante olvidamos respirar para poder afrontar las cosas.

“First Aid” fue el primer sencillo revelado de ORCA, aunque en ese entonces no imaginábamos que se trataba de algo más grande. La primera llamada de auxilio es la más importante para los que sufren de ansiedad; en el camino Gus encontró un apoyo incondicional en su hermana Amadelle, quien también es una artista muy joven. Ella no solo participa en los coros, ahora entendemos que da vida al motor creativo de Gus.

Los siguientes sencillos “Post Humorous”, “Bluebird” y “Medicine” son como flechas que encajan en el centro de una diana de tiro al blanco. Son temas melódicos, llenos de ritmos bailables donde predominan el teclado y la lírica. ¿Cómo es sentirse el que tiene que entretener a los demás?, ¿qué es lo que nos hace adictos a alguien?, ¿cómo podemos dejar de tener las mismas reacciones? Quizá seamos producto de una juventud atestada, como dicta Gus.

La parte que todos ansiamos escuchar del disco comienza en “Palms”, es como un viaje en patineta en un día soleado, que atraviesa la lluvia y termina con un arcoiris. Gus Dapperton tiene la habilidad de hacerte sentir en confianza con tus emociones; libre de bailar, sin temor a liberar lo que realmente eres y cómo te sientes.

Chela es como un diamante electrizante, y a dueto con Gus le da a “My Say So” el colorido glitter que necesitaba la atmósfera para despegar la nave en la que atraviesan el espacio y se liberan de sus cadenas en la tierra. Las apariciones femeninas continúan en “Grim”, “Antidote” y “Swan Song”, con los coros de fondo a cargo de Aria Herbst, Shayne O’neill y Charlotte Rose Benjamin, haciendo más sublime, sentimental y lúdico el sonido de ORCA.

El DIY es cada vez más visible, cada vez más artistas se dan el mérito de tener su propia banda y ser sus propios jefes; ellos escriben, dirigen la sonorización, la producen y la graban. Si bien fue mezclado por Spike Stent (Frank Ocean, Lady Gaga, Beyoncé) y masterizado por Chris Gehringer (Twenty One Pilots, Drake), el álbum es un vistazo a la vida personal de Gus y nos deja reflexionando sobre el doble discurso que observamos en las redes sociales. Él deja eso a un lado y se apropia una misma voz.

No es una revista, es un movimiento.