168457
GUM — Out in the World

8

GUM
Out in the World

Spinning Top Records / 2020

Artista(s)

GUM

18/Jun/2020

El vibrante viaje por el multiverso psicodélico australiano.

Si escuchas el nombre de GUM, es posible que no te suene. ¿Y si te nombro a Pond? Tal vez se te haga conocido. Pero si te menciono a Tame Impala, seguro lo reconoces. Jay Watson es el común denominador de estos tres proyectos, y su estilo es el hilo conductor que nos lleva por tres recorridos sónicos que, si bien tienen algunas similitudes, cada uno nos aporta algo muy particular.

En esta ocasión, Watson nos trae Out In The World, el cuarto álbum de GUM, su proyecto como solista. Un muestrario de texturas sónicas que nos reflejan sus inspiraciones y cómo ha sido su viaje por el rock psicodélico.

“Weightless in L.a” nos recibe luminosamente, como si entráramos a un retiro espiritual, todo etéreo, sin preocupaciones. Watson grabó esta canción mientras vivía en Los Ángeles, lo que lo motivó a capturar esa sensación de ensueño.

Airwalkin' nos aterriza con un beat pegajoso, no puedes sacarlo de la cabeza. Al más puro pop noventero, nos mete en escenarios bailables llenos de colores neón. “Out in the World”, el track que le da nombre al álbum, nos cambia las vocales por algo más profundo, algunos falsetes conocidos, y con unas cuerdas que nos llevan a un lugar más orgánico.

“The Thrill of Doing It Right” nos regresa a los sintetizadores, pero ahora una década más atrás, hacia los ochentas. Una canción que fácilmente podría ser de Tears for Fears que nos habla de la fuerza que se requiere para admitir nuestros errores.

“Many Tears to Cry” es una de las joyas del disco. Simple, natural, emotiva. La voz de Watson es la protagonista que nos lleva a un lugar alejado de los efectos y los grandes elementos de producción. Pero luego aparece “Alphabet Soup” sacudiéndonos con un bajo poderoso y un beat combativo, la psicodelia vuelve a aparecer y esto se llena de colores otra vez.

“Don’t Let It Go Out” sigue la misma línea, manteniendo el ritmo y la vibra, pero con cuerdas más finas. “Down the Dream” nos da una en sentido contrario y nos lleva por el rock setentero, rústico. Una pieza de genialidad que brilla por sí sola, pero que se siente un poco perdida dentro del storytelling del álbum.

“Low to Low” tiene como estrella las percusiones. Un ritmo latino y robótico nos sorprende de grata manera. “You Make Your Own Luck” cierra melodiosamente, de nuevo con la voz de Watson arrullándonos en medio de unas líneas que nos piden sacudirnos de nuestros temores para conseguir lo que queremos.

Out in the World es lo que podríamos llamar un álbum de fotos, un conjunto de hermosos momentos de Jay Watson que nos recuerdan dónde ha estado y qué lo ha convertido en el músico que es hoy. Son fotografías, algunas coloridas, otras en blanco y negro, que tal vez no nos cuentan toda la historia ni su desenlace, pero que definitivamente nos gusta admirar.

No es una revista, es un movimiento.