Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

177378
Flohio — No Panic No Pain

8

Flohio
No Panic No Pain

AlphaTone / 2020

Artista(s)

FLOHIO

FLOFLO! y su búsqueda por aligerar el dolor.

FLOHIO, también conocida bajo el nombre de Funmi Ohiosumah, es una rapera británica-nigeriana de Bermondsey, una localidad al sur del Río Támesis, en Londres; metrópoli europea donde convergen infinidad de manifestaciones musicales provenientes de diferentes latitudes del mundo.

Dicho espacio geográfico concede —de manera casi natural— una notoria influencia cultural a cada persona que habite y mantenga sus oídos abiertos ante los estímulos sonoros que respiran por las calles londinenses.

Ante ello, no resulta extraño que No Panic No Pain se trate de un mixtape que heredó la fría temperatura de los sonidos provenientes de la escena rave inglesa potenciados bajo la agresiva identidad del drill y el grime; ritmos nacidos de la evolución y fusión del trap estadounidense con el rabioso clamor de los migrantes africanos que habitan Inglaterra y el basto Reino Unido. Géneros que FLOHIO abrazó como su manera de liberar el peso de las emociones turbias que le taladraron la mente durante el ultimo año.

Bajo ese contexto ensombrecido por la vulnerabilidad, FLOHIO se acompaño del dúo de productores, Take a Daytrip, para salpicar de una atmósfera absolutamente sofocante al beat de “Unveiled” y darle mayor protagonismo al estrés que traen consigo los trastornos que visitan cada madrugada al subconsciente de FLOFLO! Es así, que la rapera nos sitúa en sus noches en vela mas agobiantes, donde las horas transcurren con una lentitud y pesadez durante este corte del mixtape.

Mismo que fue estrenado como adelanto durante el pasado 16 de septiembre; fecha con gran relevancia para FLOHIO, ya que se trató de su cumpleaños. Motivo que nos hace sospechar que estemos ante el tema que más satisfecha dejó a la rapera, al grado de auto regalarse este lanzamiento y añadirle un significado de liberación personal al track.

Parte de esa euforia es compartida en “Roundtown”, canción donde nos comparte al oído sobre lo plena que se siente al girar por el mundo, con la música como el timón que dirige el rumbo que conquiste nuevos oídos dispuestos a escucharla. ‘Who said that I can't win?’ cuestiona FLOHIO en una de los versos más cargados de (válido) egocentrismo; donde reconocerse a sí misma ha significado uno de los mayores triunfos para ella.

Para el caso de “Medicine” la agresividad y el ego ceden (momentáneamente) para dar paso a la introspección y dejar que su yo interior respire un momento, ya que, se trata de la canción más contemplativa de FLOFLO!, en la que hace una revisión de sí misma a la par que desliza sus raps sobre un arreglo de guitarra producido por Jimmy EDGAR & Machinedrum. ¿Cuántas veces podemos pisar freno ante la inercia de la vida para obsequiarnos un momento de calma que nos dosifique algo de paz.

Este material se trata de un lanzamiento que bien pudo portar la responsabilidad de ser considerado como el primer álbum del catálogo de la rapera londinense. No obstante, la decisión de lanzarlo a manera de mixtape trae consigo dos posibilidades, por un lado, podríamos pensar que FLOHIO aún tiene en la mira trabajar con otros conceptos para su primer larga duración; donde los alcances, proyección y recursos disponibles para su música marquen una diferencia notoria en relación con el par de referencias que ya tiene publicadas.

O por el otro lado, seguir la vertiente más sencilla de mantener lanzamientos que no rebasen los 30 minutos —como es el caso de No Panic No Pain— estrategia que obedece a la manera de producir, editar y consumir música en la era de la inmediatez.

Cual sea la razón, la decisión ya fue tomada. Y como consecuencia FLOHIO entregó un material que sirvió de catarsis para liberarse de los demonios que habitan por su mente; procesar los temores que genera el pánico y el dolor para depurarlos con furia y raps. Con la promesa de que estamos ante la llegada de su mejor versión.

No es una revista, es un movimiento.